Parchis
Educacion

Padres con niños de hasta 5 años dudan de llevar a sus hijos al cole por la falta de información y el riesgo de contagio

Incertidumbre en muchas familias españolas ante la vuelta al cole- archivo
Incertidumbre en muchas familias españolas ante la vuelta al cole- archivo

A la posible falta de socialización del niño se enfrentan razones de peso como la falta de protocolos, información de las ratios o si habrá comedor y como será, que son riesgos añadidos

Miércoles, 26 de agosto de 2020

informaValencia.com.-  Muchos padres están pensando en negarse a llevar a sus hijos de vuelta a las clases en septiembre. La realidad es que hay todavía mucho desconocimiento sobre cómo actúa este virus según el tramo de edad. Al principio se pensaba que los niños eran grandes transmisores pero no parece que lo sean. También parecía que no lo padecían, y sí que lo padecen, aunque en menor proporción que las personas mayores. Resulta todo todavía muy desconocido y de las medidas que se conocen, distancia de seguridad, mascarilla y lavado de manos, lo más aplicable en un colegio es el lavado de manos porque lógicamente la mascarilla y el distanciamiento para los niños pequeñitos es muy difícil».

Algunas familias consultadas por este diario están pensando en negarse a llevar a sus hijos de vuelta a las clases en septiembre. Porque si piden respetar aforos determinados y mantener la distancia de seguridad en sitios de gran confluencia, como pueda ser un restaurante, o un concierto ¿qué va a ocurrir en los colegios, donde no hay posibilidad de que se desdoblen los espacios físicos, independientemente del profesorado o de personal de atención?. La pregunta de momento, no tiene respuestas por parte de las distintas administraciones educativas.

La ley dice que la educación en España es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años, por lo que las familias con hijos de hasta 5 años se librarían, pero para el resto, dejar de llevar a los niños al cole estas  podría suponer el incurrir en problemas legales, porque en nuestro país no está regulada la educación en casa. Sin embargo, aunque los centros escolares manifiestan que siguen sin instrucciones y que la vuelta al cole de septiembre no está nada clara: “las normas que se han publicado son de máximos y muy complicadas de seguir. Los colegios no son quirófanos, ni oficinas bancarias. Las propuestas que hay hasta el momento son inviables”, aduce un director de colegio.

En principio, muchos padres opinan que hay que confiar en que cada uno haga su trabajo como corresponde. Las escuelas llevan muchísimo tiempo trabajando para que todos puedan incorporarse en las mejores condiciones de seguridad y es de esperar que haya la máxima coordinación entre Educación y Sanidad para poder actuar con eficacia dentro del ámbito escolar y generar la confianza que las familias necesitan. “Es muy importante la colaboración entre entre familia, profesorado y escuela”, comenta una jefe de estudios.

En algunos hogares la decisión está tomada: “mi mujer y yo hemos decidido que no irá este año al colegio porque creemos que los beneficios no compensan los riesgos”, comenta Carlos. Su pequeña, a punto de cumplir 3 años, estrenaría en septiembre su vida académica. Sin embargo, la pandemia ha provocado que sus progenitores decidan retrasar un año su incorporación, una decisión que aún no han trasladado al centro escolar, del que nada saben desde el mes de junio.

No queremos que la pequeña corra un riesgo innecesario”. Pero ya no solo porque ella se pueda contagiar “sino que, por nuestra particular situación familiar, convive con gente de mucho riesgo a la que no podemos poner en peligro”, añade. Además, recuerda que tanto él como su mujer no fueron al colegio hasta los 5 años. “Y mi esposa tiene dos carreras y habla cuatro idiomas así que estamos tranquilos porque no creo que esto le vaya a influir en su vida escolar”.

En contra de este argumento a los mismos padres les preocupa que su decisión pueda afectar a la socialización de la pequeña, que hasta ahora no ha ido a Educación Infantil y “ni juega con niños ni hace por jugar con ellos, pero también es verdad que el actual contexto no invita a socializar ni en la escuela ni en ningún sitio”, apuntan.

Cursos clave

Otro problema añadido es cuando toca el último año de Educación Infantil, “un año muy importante en el que se asientan las bases de cara a Primaria”, destaca María. Y es que a pesar de que en España la educación obligatoria es a partir de los 6 años, con 5 ya saben leer y escribir. Además, para muchos padres la idea de que se puedan cancelar las clases les genera escalofríos. Algunos sin recursos educativos para enseñar a leer, por ejemplo. Y encima el teletrabajo. “Para mi, la conciliación no es el tema más importante en todo esto pero no es menor. El que teletrabaja no puede atender a sus hijos: malamente les atiende o malamente teletrabaja. Esa es la realidad”, comenta otra mamá.

También recuerda que el riesgo de contagio en niños es bajo. “Si lo coge, lo pasará como algo leve”, añade, al mismo tiempo que explica que “los besos y abrazos han quedado reducidos a papá, mamá y hermanos” y socializan lo justo y necesario.

“A mi me da miedo llevarla porque ella se pueda contagiar pero también por lo que pueda traer a casa”, reconoce otra madre de una pequeña de 3 años. “Pero la voy a tener que llevar”, lamenta, “porque no sé si podemos perder la plaza que hemos conseguido en el colegio público y que tanto nos ha costado. En septiembre siempre hay movimientos y en el nuestro hay lista de espera”.

“Otra cosa que me da miedo es cómo van a volver, teniendo en cuenta las imágenes que hemos visto de otros países donde los niños están en sus cubículos apartados sin poder relacionarse entre sí”, añade María. “Veremos cómo les afecta esta particular vuelta al cole en un momento en el que, con 3 años, socializan, quieren estar con otros niños, etc”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario