Parchis
Opinión

La Cope abusa de Reverte para su propaganda

Img. Javier Caravaca
Img. Javier Caravaca

Javier Caravaca 

24-08-2020

Me da mucha pena y vergüenza la bajeza de los medios de comunicación. No importa la inclinación política con la que escriban, están ya completamente sometidos a los dineros y a la demagogia con la que acarician las sienes de sus seguidores. Para ganar su cuota de audiencia están dispuestos a pasar por encima de cualquier ética periodística, ya no solo mintiendo, sino también ensuciando la imagen pública de cualquiera, lo merezca o no.

Sirve de ejemplo infame un reciente artículo de la Cope, que abusa de Arturo Pérez-Reverte para sus intereses, sin importarle la verdad de lo que publican ni lo que puedan manchar el prestigio del escritor. Titulan sin escrúpulos: “El texto contra PSOE y Podemos de Pérez-Reverte… que ni siquiera es suyo: ‘Se lo agradezco igual’.” La imagen que utilizo aquí es en la que se apoya La Cope, por si fuera poco el titular. Se trata de un texto que circula por las redes con el nombre de Arturo, el cual tilda al Gobierno de incultos, revanchistas, analfaburros, imbéciles y otros piropos semejantes. Alguien publicó este tweet:

Arturo, cortés, respondió lo siguiente: “Ese texto no es mío, sólo circula con mi nombre; pero se lo agradezco igual. Un afectuoso saludo.” La Cope, con su titular, quiere dar a entender que el escritor suscribe el texto y la crítica al Gobierno, que no es obra suya, pero que lo agradece igual. Posiblemente, a la cadena le habría gustado que así fuera, para hacer más ruido y tener una lanza ilustre que clavarle a Sánchez en el costado. Pero no lo es, y lo saben. Saben que lo único que quiso decir Arturo con su respuesta es que le agradecía al tuitero que estuviera siempre a sus pies, aclarando de paso que el texto no es suyo. Pero no importa, a la Cope le parece carnaza suficiente para cebar el anzuelo y enganchar a su legión de seguidores por la garganta antes de que les dé tiempo a pensar. Así generan una controversia absurda e infame en la que unos vocean que el Gobierno es despreciable, porque lo dice Arturo, y otros que Arturo es un facha, porque agradece un texto facha. Y siguen a otra cosa, la verdad y lo que piense Reverte de todo esto les trae sin cuidado. Además, sin atisbo de prudencia, con esa noticia le ponen en el compromiso de tener que pronunciarse para desmentir una cosa y otra, de aclarar un simple agradecimiento inocente, de tener que tomar partido por lo que dice el texto, o de no hacer nada y dejar que se siga abusando de su nombre para hacer periodismo político, o como queramos llamar a esa basura.

El periodismo tiene el cometido de informar, quizá de entretener, y tal vez de fiscalizar la actividad del Gobierno. Pero no es tolerable que dejemos pasar ese tipo de publicaciones mirando para otro lado. Cada vez cuesta más formarse una opinión razonada leyendo la prensa, mucho más escuchando la radio y es prácticamente imposible viendo la tele. Es nuestro el deber de remediarlo, nadie lo hará por nosotros. A la humanidad no le ha resultado fácil tener unos medios de comunicación libres, honestos e independientes. Cuesta mucho menos acabar con ellos. Te ruego, estimado lector, que lo tengas en cuenta, aunque sabes que no lo digo por ti.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario