Él puede con todo

Img. Rosa Muriel/informaValencia.comImg. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

22-08-2020

Quien ama de verdad, sabe ser paciente. Y no digo quien quiere, porque el querer tiende a ser impaciente, mientras que el amar sabe esperar por el bien del otro. No es lo mismo lo que significa un “te quiero” (para mí…) que un “te amo”. Y también, quien es paciente para bien, sabe amar.

Amor y paciencia son dos de los grandes ingredientes de la transformación humana. Nuestros abuelos, los que vivieron guerras mundiales y civiles; el terror, la desgracia, la injusticia, el hambre y la penuria y, a pesar de ello, lo dieron todo de sí tras el sufrimiento y trabajaron con esfuerzo para que sus hijos, nietos y demás descendientes disfrutaran de un confort y bienestar que ellos ni podían imaginar, amaban y eran pacientes.

Amor y paciencia son dos ingredientes que nos elevan, que nos unen, que tienden a purificar ambientes, vínculos y existencia. Si amáramos más, no tendríamos tantas urgencias que, demasiadas veces nacen del miedo o del ego, que es lo mismo. Con amor y paciencia, nada es imposible.

https://youtu.be/JYUrPnlGFs0

print

Se el primero en comentar on "Él puede con todo"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*