Parchis
Opinión

El fiscal eleva a delito electoral el asunto de Podemos

Javier Caravaca

21-08-2020

El Ministerio Fiscal entiende que puede fundamentar indicios de delito de falsedad en documento mercantil y de delito electoral, en relación con las cuentas de Podemos y las elecciones del 28 de Abril de 2019. Ya veníamos denunciando aquí desde hace un mes que a los de Iglesias se le van a amontonar los casos de delito en la mesa de los tribunales de toda índole: blanqueo de capitales, malversación, administración desleal, destrucción de pruebas, revelación de secretos, falso testimonio, simulación de delito, financiación ilegal, falsedad documental, delito electoral… Iba a detallarlos todos, pero no sabría por dónde empezar.

Pablo debería estar muy satisfecho con el buen hacer y la independencia de nuestras instituciones judiciales. Pese a que la Fiscal General del Estado es una ministra del PSOE, que Podemos está en el Gobierno y que Iglesias tiene acceso al CNI y puede influir en las cloacas, los fiscales y los jueces siguen haciendo su trabajo y le van metiendo mano a los casos en los que confirman indicios de delito, aunque sea contra personas poderosas y miembros del Gobierno. Es muy posible que desde Podemos censuren el trabajo de los fiscales y achaquen todo esto a las cloacas, al acoso de la extrema derecha, a un sistema judicial al que le huelen los pies a franquismo y a una estrategia de no se sabe bien quién para sacarlos del poder. Pero si no pecamos de ingenuos, nos daremos cuenta de que franquistas de extrema derecha quedan pocos y no están en el poder, y de que las cloacas, los medios y la judicatura, si alguien los controla, son ellos mismos, los que están en el Gobierno. Por lo visto, y afortunadamente, no tanto como les gustaría.

El Español, siempre poniendo el dedo en el ojo del gobernante, desglosa la noticia y las razones del fiscal. Por cortesía del diario, aquí dejo el documento del Tribunal de Cuentas para los más curiosos.
Nos vamos a cansar de ver noticias de Podemos en los tribunales y, a colación, un río de opiniones en prensa y redes de los dos colores, unos gritando que son malvados y corruptos y otros escupiendo que es una campaña de difamación. A mi entender, lo justo sería dejar que los tribunales haga su trabajo en paz y sin presiones, respetar la presunción de inocencia en la opinión pública y, llegado el caso, si Podemos y sus miembros terminan condenados, no establecer comparaciones con el grado de corrupción de unos y otros, y valorar la sentencia aisladamente y con la sangre templada. Algo me dice que no va a ser así, que los enemigos de Podemos ya están sentenciando a Iglesias mientras escribo esto, y sacando a colación que los delitos de su partido no tienen tanta envergadura como estos. Los otros, los fans de Podemos, no van a tolerar siquiera que haya un juicio justo, y van a poner por delante los casos de corrupción del PP y del PSOE para quitarle hierro al propio. No lo veo yo así. El hecho de que Podemos diga que defiende a los más humildes no es óbice para que sean unos delincuentes que merezcan estar en la cárcel. El hecho de que otro partido deteste la ideología de Podemos tampoco es motivo para que su propia corrupción les evite una prisión paralela. Los corruptos deben ser castigados de forma expeditiva, sin bálsamo y sin perder el tiempo. No importa si dicen ser fascistas o antifascistas, machistas o feministas, comunistas o de extrema derecha. Eso solo son etiquetas para despistar al ciudadano ingenuo. Y tú, estimado lector, no lo eres si has llegado hasta aquí.
print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Entiendo perfectamente lo que explica y consigue trasmitir, entiendo y respeto su esfuerzo protegiendo las normas (muy maltrechas) a las que todos debemos respeto (aunque mudo, sordo y ciego) para que la cosa siga en marcha, entiendo que se deba creer sin fisuras (norma social de obligado cumplimiento) en “la independencia de nuestras instituciones judiciales”, entiendo que nos van a llenar el espacio con machaconas reiteraciones sobre Podemos con la misma intensidad y pesadez con la que nos arrasan con el tema del virus, sí, creo estar seguro de entender todo o casi todo lo que nos explica, pero mire Ud., la Justicia es como el pescado, si Ud. no lo limpia y lo cocina pronto, hiede.