Galimatías

Iker Casillas- RtveIker Casillas y Xavi Hernández- Rtve

Francisco Mares/ CRÍPTICO

13-08-2020

Al ir a darse la paz el capellán detuvo el oficio habiendo sido informado de hurtos similares minutos antes por el barrio. Testigo era un monaguillo de paisano ex testigo de Jehová que puso a huevo especialmente su cartera repleta de billetes de las antiguas pesetas. El pastor dio por terminada la ceremonia sin repartir ni una hostia y se dirigió de viva voz al atracador y pecador del 7o renglón de bancos que era una joyita.

No daba crédito, aunque al final lo dio, don Cipote al ver como se robaban las carteras con la facilidad con la que el Manchester City de Guardiola lo hizo por dos veces el pasado viernes eliminando por 2-1 al RM de la Liga de Campeones, la semana que Casillas anunció su retirada del fútbol en el Oporto, lo cual llevó de un flash back etílico a otro a volver a visionar como se podía poner en bandeja el harakiri.

Tan previsible era la retirada de Casillas desde su infarto en mayo como el abandono del rey de mérito fraguado algún mes antes. El tenido por algunos como mejor portero, con Iríbar y Arconada, de la historia moderna del fútbol español, perdió fuelle, seguridad y peso al enfrentarse a los gigantes del club donde militó más que ellos. Mourinho y los mandamases del club le amargaron la existencia según Viva la Vida por filtrar por medio de su esposa periodista Carbonero algo que debió ser censurado. Casillas pasó automáticamente a suplente de un recién llegado no mal portero como Diego López pero, en un no parar, luego tuvo problemas con su familia y hasta con su padre por unas cuentas y derechos del club. Finalmente -debilitado como cuando Lara Álvarez no se sostenía en el plató de Supervivientes meses incluso después de dejarla el amante de las curvas peligrosas Fernando Alonso- y al borde ya del síncope se exilió en el sur de Galicia regalado tiempo ha como si fuera un pastel por un rey a otro.También S. Johan tuvo su martirio por enfrentarse a los goliaths del camino que lo ahogaron con presiones inauditas una vez sustituido el tabaco por los chupa-chups.

Era este un año para recordar pues fue el verano que en lugar de partidos amistosos, carranzas y gampers que podían ser cualquier día de la semana, se jugaba el final de la liga y la champions, igualmente cualquier día, aunque pareciera más amistoso el préstamo viento en pompa de la máxima competición que las patadas y peleas a navajazo limpio en los supuestos ‘amistosos. Así seguía don Cipote dando vueltas a la ronda del Guinardó y sus milagros enlazando flash backs como cervezas San Miguel en la víspera del ecuador de la virgen de agosto, el viernes siguiente a la debacle blanca, horas antes del match entre Fcb y Bayern de Múnich presto a ir a verlo como el sábado anterior acudió a ver el 3-1 que clasificó al equipo azulgrana ante el Napoli.

Con efecto retardado había dádose cuenta del expolio- y avisó por whassap, aprovechando el sermón, a un amigo opositor a mosso d’esquadra-un habitual de la plegaria de los miércoles que se preparaba con antelación para echar 10 céntimos en el cepillo como si fueran 10 euros ya que por ello sacaba antes la limosna y se la escondía en la mano para que no le vieran la cantidad a depositar y luego decir que no podía invitar a la cerveza de rigor a la salida porque ya lo había echado todo pero que otro día pagaba él y hoy por ti y mañana por mi.

Viendo el párroco la cruz que se venía encima hizo resonar su voz sin play back y, ante la brigada de oposiciones a mossos en busca y captura de medallas acompañada de otro grupúsculo de actantes, complemento de los de acción de pensat i fet, a la sazón plumillas a los que se les veía el plumero por trepar con alguna noticia de actualidad, finalizó la misa como en un coitus interruptus e inspirado por los musos y los mossos y obró el milagro acordándose de que Marsé provenía de familia joyera y que el sujeto causante del incidente era una joya:

-Pero hombre de Dios ¿Por qué no se ha llevado usted la cubertería de plata que le ofrecí para comer a cuerpo de rey pues los últimos serán los primeros y por qué tampoco se ha llevado usted las alhajas y joyas que la familia del último finado nos ofreció como exequias y que como le dije eran todas suyas para ayudar a que usted se convierta en un hombre de bien y ayude a los pobres?

Con tamaña interrogación solamente don Cipote mantuvo el aliento de la inspiración sin arrodillarse entregado a la veneración.

-En lugar de atesorar todos esos bienes ha preferido usted recoger del suelo con la intención de devolver el hallazgo depositándolo ante el alcalde de esta parroquia y hasta que aparezcan sus dueños fidedignos, todos los bienes y enseres que se les han caído a nuestros parroquianos en su fervor y ahora mismo, antes de entrar todos estos nuevos y apuestos feligreses que sin duda cooperarán con el crowfunding para levantar una estatua de culto a San Martín estaba usted en trance de entregármelo y por ello voy a aceptar su currículum para prestar servicios como monaguillo de brigada para que la seguridad en la parroquia esté asegurada como lugar sagrado protector de bienes y personas.

A punto estuvo Don Cipote de pedir un autógrafo al parroquiano al que nadie ya osó reclamar sus carteras dándolas en buena fe por San Martín y agregando las de los mossos y plumillas en prácticas de ascenso y ascensión. También don Cipote y Pancho entregaron las suyas a fondo perdido. No podía por ello otra vez con Roque presente dejar de rondar don Cipote lo que el viento se llevó, tras revisitar en visiones de flash backs crónicos la crónica de lo sucedido, admirando como el crack del pastor había matado, en hat trick, 3 pájaros de un tiro cuando volviendo al presente vio asomar un picardías azulgrana y ligas a juego que llevaba la viuda dispuesta a meter por la escuadra a los mozos en un trío de pim pam pum .

-Por San Johan, exclamó don Cipote, abandonando sus cavilaciones sobre los tipos de hurto cuando estaba a punto de llegar a la conclusión de que los bandoleros de renombre no sólo tienen calles sino avenidas, templos y reinos y abonándose al carpe diem se levantó con el tercio en la mano gracias a la tentación antes de que los cuartos de final pudieran joder el fin de semana. La viuda alegre se arrodilló piadosamente al vuelo sin decir ni pío y sin blanco ni en las bragas, para no joder antes de que la virgen de agosto y los maldecaps de los diablos rojos de Bayer fueran de acompañar en el sentimiento, se ofreció en consentimiento tácito y expreso.

Apareció Pancho en este punto G ya que andaba días dando vueltas por la casa al acecho con la coartada de que “Nos siguen los gigantes” pues, según había visto y se había reservado para decir en el momento, el miércoles 12 de agosto las noticias de sobremesa de la Secta se aplicaron el cuento para vender la noticia de la propagación del virus no por provincias o regiones sino por barrios. El mapa de Barcelona apareció dividido en el barrio de Horta-Guinardó seguido del de San Gervasio y otros de la ronda de Marsé como los más contagiados en Catalunya. Ni con motivo de la muerte de Marsé la ronda del Guinardó había sido tan visible como al recorrerla don Cipote y Pancho. No era la intención de Pancho advertir del peligro a la viuda por haber estado ellos dando tantas vueltas por aquellos barrios sino establecer el contacto que desde hacía días había mantenido visual y olfativamente en las vueltas por la casa. No tuvo inconveniente don Cipote siempre favorable al derecho de pernada y dijo a Pancho invitándole a entrar a la habitación: Ladran, luego cabalgamos.

print

Se el primero en comentar on "Galimatías"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*