Parchis
CIENCIA

Lágrimas de San Lorenzo, las estrellas fugaces que son pequeñas partículas moviéndose por el cielo

Perseidas o lágrimas de San Lorenzo/Img. IV.COM

Las Perseidas son partículas del tamaño de un grano de arena que entran en la atmósfera a altas velocidades

Domingo, 09 de agosto de 2020

informaValencia.com.-  El fenómeno atmosférico se produce  cada año a mitad de agosto, cuando el planeta atraviesa un campo de polvo y partículas dejado atrás por el Swift-Tuttle, un cometa de 24 kilómetros de diámetro que pasó cerca de la Tierra en 1992 y que no volverá hasta 2126. Precisamente es la proximidad del máximo de la lluvia de meteoros al 10 de agosto, día de la festividad del mártir español San Lorenzo, lo que hace que las Perseidas sean conocidas también como Lágrimas de San Lorenzo.

El espectáculo celeste llegará a su máximo en la madrugada del 11 al 12 de agosto, con una intensidad que alcanzará entre los 50 y los 100 meteoros por hora, un espectáculo que además este año estará acompañado de cielos despejados y Luna en fase menguante, por lo que podrá disfrutarse en todo su esplendor siempre que se elija un lugar con poca contaminación lumínica para observarlo.

El ‘radiante’ de las perseidas.

Estas partículas fugaces no son estrellas moviéndose por el cielo. Son normalmente del tamaño de un grano de arena, con las que se topa la Tierra y que entran en la atmósfera a altas velocidades, que pueden estar entre los 10 y los 50 kilómetros por segundo. Estas velocidades son tan altas que la fricción las calienta lo suficiente como para desintegrarlas y emitir luz. Por tanto, la lluvia de estrellas de las Perseidas no está compuesta de estrellas, sino de partículas de polvo incandescentes.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario