Parchis
Actualidad ACTUALIZADO

El Rey Don Juan Carlos en República Dominicana

Juan Carlos de Borbón/Img. archivo informaValencia.com
Juan Carlos de Borbón/Img. archivo informaValencia.com

Don Felipe “desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia”

Lunes, 03 de agosto de 2020 / ACTUALIZADO 04-08-2020, 13.30 h.

informaValencia.com.-  El Rey Don Juan Carlos viajó este fin de semana a Sanxenxo (Pontevedra). Desde este destino, uno de sus predilectos para practicar una de sus principales aficiones, la vela, se desplazó a la localidad portuguesa de Oporto, desde donde tomó un avión para viajar al aeropuerto de Santo Domingo (República Dominicana), según informa este martes el diario ABC.

Probablemente invitado por su amigo Pepe Fanjul, que reside en Miami y es propietario del complejo hotelero Casa de Campo, situado en La Romana, en la República Dominicana, no se sabe si la isla caribeña será su destino final, pero no obstante, las circunstancias llevan a recordar una ocasión en la que comentó, en privado, que si un día él tuviera que exiliarse, se iría a Nueva Zelanda, porque ese país reunía muchos de los atractivos que él le gustaban, al menos en aquel momento. Y citó la vela y la gastronomía.

Carta a Don Felipe

El Rey Don Juan Carlos ha trasladado a su hijo, el Rey Felipe VI, que ha tomado la decisión de abandonar España, según ha informado este lunes el Palacio de La Zarzuela.

Don Juan Carlos ha comunicado esta decisión a su hijo en una carta que señala lo siguiente:

«Majestad, querido Felipe:

Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España.

Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona.

Con mi lealtad de siempre.

Con el cariño y afecto de siempre, tu padre.»

Don Felipe, por su parte, ha transmitido a su padre «su sentido respeto y agradecimiento ante su decisión».

En estas circunstancias, el Rey «desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que ésta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico», según señala un comunicado de La Zarzuela.

Un Jefe de Estado impecable

Don Juan Carlos I ha sido una autoridad moral, –todavía lo es para muchos españoles que vivimos asustados aquel 23 de febrero del 81–, impecable en su responsabilidad institucional, con una un matrimonio que si bien fue elegido libremente, también pudo ser condicionado por las viejas normas de la Monarquía, que exigían a los Herederos de la Corona casarse con Princesas.

 

También fue un ejemplo de estabilidad y alternancia política, con solo seis presidentes del Gobierno en casi 39 años, y esa estabilidad propició una prosperidad como nunca se había visto antes, que llegó a situar a España entre las ocho primeras economías del mundo.

Don Juan Carlos también fue el hombre que en la noche del 23 de febrero de 1981 salvó la democracia de un golpe militar, el que impulsó el regreso de España a Europa tras siglos de aislamiento y el primer Monarca español que pisó América. En los últimos años pudo ver cómo la democracia se imponía y acababa derrotando a la banda terrorista ETA.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario