Parchis
Salud

INCLIVA coordina un estudio para la detección precoz de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)

La investigadora principal a la Dra. Mª Cruz González Villaescusa/INCLIVA
La investigadora principal a la Dra. Mª Cruz González Villaescusa/INCLIVA

El objetivo es valorar la medida de la Difusión en pacientes con espirometría normal que podrían desarrollar la enfermedad

Miércoles, 29 de julio de 2020

informaValencia.com.-  La EPOC incluye dos enfermedades: la bronquitis crónica (inflamación y engrosamiento de la pared bronquial, generalmente, por el tabaco) y el enfisema (que se produce por destrucción de las paredes alveolares).

El Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia, está coordinando un estudio para valorar la incorporación de la medida de la Difusión pulmonar (DLCO) a la espirometría como prueba de screening para el diagnóstico de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), con el fin de poder identificar con mayor precisión a pacientes en riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Este es el planteamiento de la investigación «GOLD 0 – DLCO 1: Una mirada más allá de la obstrucción. ¿Es suficiente la espirometría en el screening de EPOC?», que forma parte de los PII (Proyectos de Investigación Integrados de SEPAR) y tiene como coordinadora nacional e investigadora principal a la doctora Mª Cruz González Villaescusa, médico adjunto de Neumología, responsable de la Consulta Monográfica de EPOC y del Laboratorio de Exploración Funcional del Hospital Clínico y miembro del Grupo emergente de Enfermedades Raras y de la Comisión de Investigación de INCLIVA.

Sin embargo, en el screening de la EPOC se sigue utilizando habitualmente solo la espirometría, que ofrece información del calibre de la vía aérea (los bronquios) pero no sobre la afectación del tejido pulmonar (alveolos). La espirometría es una prueba que permite medir la cantidad y la velocidad del aire que entra y sale de los pulmones, es decir, el volumen de aire que una persona es capaz de inspirar y espirar, y, de este modo, determinar la obstrucción de la vía aérea, que es solo una parte de la enfermedad.

La hipótesis del estudio es que la dependencia exclusiva de la espirometría en el screening de EPOC puede suponer una subestimación del deterioro fisiológico clínicamente importante. La medida de la Difusión (DLCO) es una prueba de función respiratoria no invasiva que mide la superficie del pulmón disponible para realizar el intercambio gaseoso (O2 y CO2), que podría aportar en etapas iniciales de la enfermedad -cuando los síntomas aún no interfieren en las actividades de la vida diaria-, más información que la espirometría sobre la afectación del tejido pulmonar donde se produce el intercambio gaseoso que provee de oxígeno al organismo.

En la actualidad no se conoce la prevalencia o los resultados de la enfermedad en fumadores y exfumadores sin limitación al flujo aéreo en la espirometría pero con afectación parenquimatosa medida por DLCO. Una DLCO baja podría predecir una futura obstrucción del flujo aéreo en fumadores con espirometría normal.

Tampoco se sabe qué ocurre en las etapas tempranas de la enfermedad, qué determina que algunos pacientes tengan daño pulmonar precoz y progresen a formas más severas de la enfermedad y otros no. El estudio de los mecanismos celulares y moleculares en esta etapa de la enfermedad permitirá un mayor conocimiento de la patogenia de la misma.

La mayoría de los estudios de EPOC no incluyen pacientes en riesgo y se hacen en pacientes en estadíos avanzados de la enfermedad donde la capacidad de los tratamientos de cambiar su curso es más limitada, de ahí la importancia de estudiar a los pacientes en fases precoces de la enfermedad cuando la espirometría aún es normal.

En la actualidad, el estudio está en la fase de reclutamiento de pacientes fumadores o exfumadores con una exposición acumulada ≥ 10 a/p (años/paquete) con síntomas respiratorios que presenten una espirometría normal, a los que se realizará una Difusión (DLCO) y un seguimiento durante cinco años. Se recogerán muestras de sangre, para análisis de los mecanismos de estrés oxidativo e inflamación que subyacen en estas etapas iniciales de la enfermedad y se almacenarán muestras de sangre en BIOBANCO para estudios posteriores.

Este estudio –prospectivo, observacional y multicéntrico- acaba de obtener una beca Nacional de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) 2019, por un importe de 12.000 €.

En él participarán una veintena de hospitales repartidos por toda España, con un neumólogo como investigador principal por cada centro.

Por parte de INCLIVA, intervienen el Grupo de Investigación en Inflamación de la doctora Mª Jesús Sanz, que realizará el estudio de los mecanismos inflamatorios implicados en esta etapa de la enfermedad; y el Grupo de Investigación y Divulgación en Enfermedades Raras Respiratorias del doctor Francisco Dasí, que llevará a cabo el estudio de estrés oxidativo. Asimismo, desde la Unidad de Investigación Clínica y Ensayos Clínicos (UICEC) de INCLIVA, se ha trabajado en las aprobaciones regulatorias necesarias para su puesta en marcha en todos los centros participantes.

Hasta el momento han confirmado su participación los hospitales Clínico, Arnau de Vilanova, Dr. Peset, La Ribera y Sagunto, en Valencia; la Fundación Jiménez Díaz, Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, La Princesa y Alcalá de Henares, en Madrid; CHU, de Albacete; San Pedro Alcántara, de Cáceres; Marqués de Valdecilla, de Santander; Complejo Hospitalario Universitario de Vigo; Hospital Universitario Dr. Negrín, de Canarias; Hospital de Mérida; Parc Taulli de Sabadell; Virgen del Rocío, de Sevilla; y Hospital Universitario Son Espases, de Mallorca.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Visita nuestra sección de material escolar 📔✏🖊🖍 para que la #VueltaAlCole sea mucho más fácil

Camino del Santo Grial

Santo Cáliz de la Catedral de Valencia

Personalizamos #mascarillas lavables y reutilizables con tus propias creaciones o el diseño que más te guste