Parchis
Opinión

La otra peste

Fenómeno okupa/archivo

Vicente Torres

28-07-2020

La peste actual, si se permite la utilización de este concepto como metáfora, es el virus chino, fundamentalmente porque tenemos un gobierno que no protege a la población del virus, ni de la catástrofe económica que viene. Este gobierno se dedica a hacerse publicidad, con el fin de aumentar el número de masoquistas que lo sostienen. Poco remedio tiene ya esto. El virus chino está con nosotros al menos desde enero y la táctica gubernamental consiste en esperar a que se canse y se vaya.

Paralelamente a la peste citada hay otras, como la de los escraches, malditos escraches que han traído esos malditos aliados del PSOE que forman parte del gobierno, pero también hay otra peste, la del fenómeno ocupa, traído por los mismos malditos aliados del PSOE, con el indudable fin de arruinar la economía. Estos tipos de Podemos tratan de hacer todo el mal que pueden en todos los campos que pueden.

Tradicionalmente, la trabajadora que conseguía amasar unos ahorros y no quería que se depreciasen por el alza de la vida compraba una vivienda, planta baja o tierra de labor, porque temía adentrarse en otro tipo de inversiones en las que no tenía experiencia.

La compra de una vivienda tenía la ventaja de que podía alquilarla mientras el hijo al que iba destinada crecía, o para venderla obteniendo algún beneficio en caso de necesidad. Esta costumbre popular de invertir en la segunda o tercera vivienda era un buen motor económico, porque permitía la actividad de las constructoras y daba trabajo a albañiles, carpinteros, ebanistas, etcétera.

El fenómeno ocupa ha venido para hundir esa actividad económica, lo cual supone un quebranto añadido al producido por el virus chino. Es incomprensible que a quienes ocupan una casa de forma ilegal no se les pueda echar inmediatamente, haciéndoles pagar, además, del modo que sea, los daños causados.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario