Parchis
Opinión

El señor Tuesta escribe al Rey

Bitcoin Captain/Img. archivo informaValencia.com
Joaquín Torra, Cataluña/Img. archivo

Vicente Torres

18-07-2020

Lo de tuesta no es mío, sino que procede personas subvencionadas por él mismo

El digital subvencionado de Antich llama “Quim tuesta” a racisTorra

Aclarado este punto, conviene pasar al siguiente, la carta misma, mediante la que el aludido demuestra que no recibió educación. En principio no sería falta suya, pero ya tiene una edad según la cual debería habérsela procurado por sí mismo. No tiene interés en el asunto, es evidente. He aquí la prueba:

Este señor Tuesta es un grosero, que a pesar de que forma parte del Estado, no se comporta según el protocolo, como es su obligación, y la de todos en los que se da idéntica circunstancia. Que los miembros del gobierno sociocomunista, empezando por el presidente, tampoco los cumplan no le exime. Pero las cosas que viene escribiendo desde hace tiempo indican que es difícil que se dé cuenta de algo. Se le puede aplicar el dicho castellano: está mal del perol.

Tuesta es un señor que fue elegido por los suyos para que culmine la tarea de llevar a la ruina a Cataluña, lo cual va consiguiendo a marchas forzadas y sin dejar espacio para que la situación se pueda revertir. Afán en el que le secunda la sin par Colau, capaz de convertir en un abrir y cerrar de ojos una ciudad que fue un faro cultural en una urbe irreconocible y mugrienta, en donde la vida se hace difícil para la gente civilizada y divertida, puesto que en ella ya solo pueden moverse a gusto los malasombras y los cenizos.

Tuesta y Colau componen una pareja letal, más nefasta que el caballo de Atila.

En la Cataluña de esos dos, los forajidos pasean por las calles y son aclamados como héroes, mientras los ciudadanos honrados han de llevar cuidado para que los salvajes no les escupan en la cara. «Se dice que hay democracia en un lugar cuando alguien que piensa lo contrario que la mayoría puede pasear tranquilamente por sus calles».

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario