Parchis
SOCIEDAD

Descubre la edad real de tu perro con una nueva fórmula, mejor que multiplicar por siete la edad de los humanos

Uva Bayo Huerta/informaValencia.com

La herramienta, que tiene en cuenta los cambios moleculares, ofrece resultados sorprendentes

Sábado, 94 de julio de 2020

informaValencia.com.- Siempre se ha utilizado el método de multiplicar por siete para conocer la edad de un perro en años humanos. Así, un perro de cuatro años sería equiparable a una persona de 28. Pero al parecer y según han concluido investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.), que ha creado una nueva fórmula que compara con mayor precisión las edades de perros y humanos, atendiendo a los cambios en el ADN a lo largo del tiempo, explican que nuestro can de cuatro años equivale en realidad a un maduro cincuentón.

El nuevo método, publicado en «Cell Systems», es el primero que se puede transferir de una especie a otra. Atiende a la metilación del ADN, unos cambios químicos que determinan el nivel de expresión de los genes, su capacidad para generar o no proteínas. Proporciona un nuevo «reloj epigenético» para determinar la edad de una célula, tejido u organismo. Esos cambios epigenéticos dan pistas a los científicos sobre la edad de un individuo, algo similar a cuando vemos las arrugas en la cara de una persona.

Probablemente conozca el viejo método de multiplicar por siete para conocer la edad de un perro en «años humanos». De esta manera, un perro de cuatro años sería equiparable a una persona de 28. Según han concluido investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.), no es correcto el cáculo. El equipo ha creado una nueva fórmula que compara con mayor precisión las edades de perros y humanos atendiendo a los cambios en el ADN a lo largo del tiempo. Sus resultados indican que nuestro «joven» compañero de cuatro años -¿No era un cachorro hace nada?- equivale en realidad a un maduro cincuentón.

El nuevo método, publicado en «Cell Systems», es el primero que se puede transferir de una especie a otra. Atiende a la metilación del ADN, unos cambios químicos que determinan el nivel de expresión de los genes, su capacidad para generar o no proteínas. Proporciona un nuevo «reloj epigenético» para determinar la edad de una célula, tejido u organismo. Esos cambios epigenéticos dan pistas a los científicos sobre la edad de un individuo, algo similar a cuando vemos las arrugas en la cara de una persona.

Gráfico que calcula la edad de un perro en «años humanos» - Cell Press
Gráfico que calcula la edad de un perro en «años humanos» – Cell Press

Los investigadores analizaron muestras de sangre de 105 ejemplares de labrador retriever. Lo que surgió del estudio es un gráfico que se puede utilizar para hacer coincidir la edad de un perro con la edad humana comparable (ver fotografía). Dado que humanos y canes no envejecen al mismo ritmo durante su vida útil, resulta que sus edades no se pueden comparar de forma perfectamente lineal, como sugeriría la regla general de 1X7 años. Especialmente cuando los perros son jóvenes, envejecen rápidamente en comparación con los humanos. Un perro de un año es similar a un humano de 30 años. Uno de cuatro años, a un humano de 52. Luego, a los siete años, el envejecimiento del perro se ralentiza.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario