Parchis
Educacion FAMILIA

Hablamos Español denuncia las presiones que vuelven a recibir las familias que piden la exención del valenciano

Un mensaje de whatssap en el que queda plasmado el acoso de Marzá a las familias/HE
Un mensaje de whatssap en el que queda plasmado el acoso de Marzá a las familias/HE

“La exención de valenciano puede aplazar o impedir la consecución de los objetivos de una educación plurilingüe plena, el logro de los objetivos curriculares y poner en desventaja al alumno”

Jueves, 18 de junio de 2020

A. Casañ.-  La Asociación Hablamos Español vuelve a denunciar las presiones de la consellería de Educación de Viçent Marzà a las familias de comarcas hispanohablantes de la Comunidad Valenciana que piden la exención del valenciano para sus hijos.

Documento de la Consellería que reciben las familias de la Vega Baja/HE
Documento de la Consellería que reciben las familias de la Vega Baja/HE

“La exención de valenciano puede aplazar o impedir la consecución de los objetivos de una educación plurilingüe plena y el logro de los objetivos curriculares de todas las lenguas y puede poner en desventaja el alumnado para afrontar las exigencias y los retos de nuestra sociedad en un futuro inmediato”

En ese sentido y como ejemplo del acoso del departamento de Marzà al castellano, familias de un IES de la Vega Baja, zona castellanohablante en la que la exención se contempla para todos los alumnos sin excepción,  se han puesto en contacto con la Asociación para denunciar que “se les ha enviado un documento sobre la exención de valenciano que les parece manipulador y coactivo”. En dicho documento se advierte a los alumnos que si piden la exención “no valorarán su esfuerzo, que no podrán trabajar para las administraciones públicas en Cataluña Comunidad Valenciana y Baleares y que no podrán competir en igualdad de condiciones que sus compañeros en la empresa privada”.

Hablamos Español ha puesto en manos de su equipo jurídico este documento y ha publicado información veraz sobre la exención para que las familias que así lo deseen y entren en los supuestos de la exención puedan ejercer este derecho en libertad. De nuevo comprobamos cómo se utilizan métodos reprobables para llevar a cabo la mal llamada normalización lingüística.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario