Parchis
Opinión

Desagradable

Img. twitter

Vicente Torres

14-06-2020

Quienes hayan visto una imagen de Carmen Calvo enfadada, seguramente habrán pensado que no puede haber nada más desagradable. Pero basta con seguir el enlace siguiente para comprobar que están en un error:

Con respecto a la persona que aparece en la foto, hay quien ha dicho que se sabe cómo ha llegado a ministra, lo que resulta difícil de entender es cómo llegó anteriormente a cajera de supermercado. Y tiene razón, porque cualquiera que esté en la cola de la caja y de pronto dé con esa cara lo normal es que deje el carrito con la compra y salga pitando por la primera puerta que vea.

Que el responsable de que esta señora esté en el gobierno es una traición en regla, no digo que a los españoles, porque de entre estos los hay de todas clases, etarras, golpistas, psicópatas, rufianes, sectarios, etcétera, sino a las personas sensatas que viven en España, a las que no desean que nos ocurra ninguna catástrofe.

Entre los rufianes hay uno cuyo apellido coincide con su condición que en su forma de sentarse en el Parlamento descubre cuál fue la educación que recibió en su casa, o sea, ninguna. Habría que comparar la forma de sentarse de él con la de Francisco Fernández Ordóñez, que vendría a ser el polo opuesto. La grosería frente a los buenos modales.

Del ministerio de la señora esta, ministra por la gracia conyugal, o como se llame, ha surgido un documento al que se accede siguiendo el enlace que va a continuación:

Es decir que si la señora es desagradable e invita a quienes vean la televisión a apagarla inmediatamente en cuanto aparezca, para no sufrir alguna indigestión o inflamación, lo que surge de su ministerio no lo es menos. Este documento es tan sumamente bochornoso que ha sido difundido con profusión. El gobierno debería reaccionar ante tal despropósito, pero eso ocurriría si el gobierno fuera decente.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario