Marzà: Reducción de ratios ‘siempre que sea posible’ y organización singularizada para cada centro educativo

Marà durante la videoconferencia de Educación/GVAMarà durante la videoconferencia de Educación/GVA

La propuesta incluye garantizar los servicios de comedor y transporte escolar, así como el horario lectivo habitual de los centros educativos

Jueves, 11 de junio de 2020

Antonio Casañ.- La clave de organización valenciana en cuanto al curso escolar 2020-2021, “gira en torno a la presencialidad y la seguridad en las aulas como eje principal”; el mantenimiento de la distancia de metro y medio entre alumnos en los espacios educativos tal y como marca el Real Decreto-ley 21/2020; “la reducción de ratios en las aulas siempre que sea posible y la organización singularizada para cada centro educativo” teniendo en cuenta sus características particulares y en colaboración con los propios centros.

El conseller Vicent Marzà, acompañado por el secretario autonómico de Educación y Formación Profesional, Miquel Soler, ha participado por videoconferencia en la Conferencia Sectorial de Educación convocada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional con los responsables de las comunidades autónomas. El conseller Marzà ha acordado 14 puntos generales con el Ministerio y la práctica totalidad de autonomías, y ha trasladado en el Foro Educativo Valenciano una propuesta para preparar el retorno a las aulas valencianas de los alumnos para el 7 de septiembre.

“Hace semanas que trabajamos con escenarios posibles –destaca Marzá–, y el de garantizar espacios educativos seguros para las clases presenciales está muy trabajado. De hecho estamos distribuyendo material de higiene y seguridad en los centros desde que entramos en la desescalada, por eso en este sentido hay ya mucho trabajo hecho”, ha significado el conseller.

Además, “desde la conselleria ya se ha hecho un primer reparto de máscaras y gel hidroalcohólico, y también se ha procedido a la desinfección en profundidad de todos los centros educativos. Todo con el objetivo de que en septiembre las aulas sean espacios seguros para todos los alumnos y el profesorado valenciano, siguiendo las recomendaciones indicadas por las autoridades sanitarias”.

Marzà y Soler se han reunido también con el resto de agentes de la comunidad educativa en el Foro Educativo Valenciano conformado por la conselleria, padres y madres, directoras y directores de centros, representantes del profesorado y representantes de los centros concertados.

Según Marzà, “consideramos que hay que trabajar la formación presencial porque toda la sociedad se está adaptando a la nueva situación y la educación no se puede mantener al margen. Después de meses de formación a distancia, el alumnado se debe reenganchar a su rutina educativa. Los centros educativos son espacios de aprendizaje, pero también de socialización y desarrollo emocional de los niños y jóvenes. Espacios relacionales y principal instrumento de reducción de las desigualdades”.

Soler, ha explicado que “con ese principio general estamos trabajando para conseguir que el cien por cien del alumnado de Infantil y Primaria vaya a clase todos los días en su horario habitual, incluyendo los servicios complementarios de comedor y transporte escolar”.

En los casos en que haya que hacer adaptaciones se trabajará en función del tamaño de las aulas y allí donde haga falta se reducirán las ratios y se harán más grupos. La Conselleria trasladará a los equipos directivos de los centros educativos que lo necesiten una propuesta de modelos organizativos. De acuerdo con esto, cada centro configurará su organización y explicitará las necesidades concretas para su centro y la Conselleria facilitará las soluciones.

En Infantil y Primaria se quieren garantizar también los servicios de comedor y transporte escolar, así como el horario lectivo habitual de los centros educativos.

En el caso de Secundaria, Bachillerato y FP la propuesta de la Conselleria es que la formación de los alumnos sea 100% presencial, con los horarios lectivos habituales.

En los casos que no se puedan adoptar las medidas de seguridad por el número de alumnos y las dimensiones de las aulas, “la conselleria propone que se trabaje en una fórmula basada en la asistencia a clase del alumnado en días alternos. Cada grupo de alumnos se dividirá en dos y se configurará una asistencia basada en esta alternancia. En este caso se propiciará la asistencia presencial diaria al alumnado de los primeros cursos de la ESO”.

En este sentido, un grupo asistirá a clase un día y el siguiente lo dedicará a trabajar contenidos en casa que les ha proporcionado su profesorado. “De esta manera se asegura también un seguimiento formativo más individualizado por alumno, ya que los grupos serán mucho más reducidos”, ha señalado Soler.

Así mismo, se diseñarán en cooperación con el Ministerio, más programas de refuerzo para el alumnado de la ESO, en la línea de los que actualmente están ya en marcha en muchos institutos por las tardes.

print

Se el primero en comentar on "Marzà: Reducción de ratios ‘siempre que sea posible’ y organización singularizada para cada centro educativo"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*