Parchis
Opinión

Retoman la lucha por el femenismo

Manifestación del 8 de marzo de 2020 en Madrid/twitter

Vicente Torres

12-06-2020

Entiéndaseme, no se trata de ese movimiento surgido con intención de hacer un bien a la humanidad, al procurar un trato más justo entre sus componentes. Aquel feminismo primigenio sirvió para acelerar un proceso, que convenía a todos, hombres y mujeres, que de otro modo habría tenido un desarrollo infinitamente más lento.

En la actualidad, personas que han conseguido grandes dosis de poder mediante engaños y mentiras, porque se presentan como lo que no son, demócratas, y su totalitario modo de actuar y sus intentos de tener bajo control todos los resortes del poder demuestran que no lo son, intentan apoderarse de este movimiento, prostituyéndolo y desvirtuándolo.

Esta misma frase «El feminismo es de todas, no bonita, nos lo hemos currado en la genealogía del pensamiento progresista, del pensamiento socialista» es excluyente y, por tanto, contraria al espíritu del feminismo. Hay que añadir, además, que el progreso que ha traído el socialismo a España ha sido hacia el paro. Felipe González tomó el poder con el 17% de paro y lo dejó con el 22,8%; Aznar lo bajó al 11,5%; Zapatero lo subió al 21,3%; Rajoy lo bajó al 16,6%; y progreso hacia el desempleo que se le vaticina a Sánchez es apoteósico: batirá todos los registros. Nada de eso arredra a los socialistas, ni les impide profundicen en su afán de estropear lo que cogen en regular estado.

Pero en su afán destructivo han dado con la horma de su zapato. Los podemitas poseen el mayor afán devastador que existe hoy en día sobre la tierra. Allá en donde logran el poder sin ataduras de ningún tipo, o no lo suficientemente fuertes pulverizan toda forma decente de vida que encuentran y, en cambio, fomentan el envilecimiento y la gandulería. Son tan patentes estos vicios en ellos que incluso dan pena.

Así que si dicen que son feministas es como si dijeran que son virtuosos y abnegados trabajadores: nadie lo puede creer.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario