Parchis
VALENCIA CF 100

Se cumple un año de la octava Copa para el Valencia Club de Fútbol

Parejo recibe la octava Copa del rey del Valencia CF/RFEF

El título supuso el broche de oro a la temporada del Centenario, con tres eliminatorias muy difíciles

Lunes, 25 de mayo de 2020

A. Casañ.-  Era el 25 de mayo de 2019 y el Valencia se alzó con una gran victoria ante el FC Barcelona en la Final de la Copa del Rey 2019, al vencer por 2-1 con goles de Gameiro (21′) y Rodrigo (34′). Y no, no hubo doblete para el Barça, porque delante tuvo a un equipo que se aplicó a aquello de que las las finales son para ganarlas. Y el Valencia lo hizo, con una primera mitad de escándalo, en la que le dió un auténtico baño al rival y de la que mereció llegar al descanso con mayor diferencia en el marcador.

Gameiro hizo el 0-1Paulista dio un pase largo a Gayà, que aprovechó el despiste de Sergi Roberto para ganarle la espalda y colarse casi dentro del área para acabar asistiendo al delantero francés, que fintó a Alba y remató con potencia a la izquierda de Cillessen. Una gran jugada para una gran definición: 0-1.

Y solo cuatro minutos después, en el 34′, llegó el 0-2 de Rodrigo en otra extraordinaria jugada de tiralíneas. Parejo, que se deshizo de cuantos intentaron arrebatarle el balón, dio un pase en profundidad hacia Carlos Soler, que dejó en evidencia a Alba ganándole la carrera, y centró dentro del área para que Rodrigo cabeceara picado a placer. Era el 0-2. El gol de Messi (72′) mantuvo la emoción hasta el final.

Rodrigo, autor del segundo tanto del Valencia, repasaba en las páginas de VCFMedia todos los detalles de aquel día para recordar. “Si tengo que definirlo con una palabra es alegría”, rememora el ‘19’. Ha pasado un año, pero aquella noche llena de emociones permanece muy presente en su memoria: “Fue un día de alegría para todos por conquistar después de tantos años un título y volver a llevar al Valencia CF a lo más alto ante un gran rival”. Marcar un gol en una final siempre es especial, pero en su caso un valor añadido a nivel sentimental y es que eso es algo de lo que siempre podrá presumir Daniela, su hija. “Fue un momento inolvidable porque además es el primer gol que dediqué a mi hija. Un pase buenísimo de Coquelin al espacio para Soler, que no sé qué le pasaba ese día, siempre tiene el turbo, pero ese día tenía ‘extra turbo’… Y luego la definición, me la pone en la cabeza… La pone muy tensa, era la única manera que el balón pasara entre Piqué y Cillessen”.

Sin embargo, el mejor recuerdo que tiene Rodrigo de la final de Sevilla son las celebraciones y la comunión con los seguidores valencianistas: “Lo más bonito estoy seguro que, para todos, fue el festejo posterior en el estadio, con nuestra afición detrás de la portería, cantando todos en el micrófono y después la fiesta posterior aquí en Valencia: nuestra llegada al aeropuerto, el camino hasta el estadio con todo el mundo en los balcones, la calle repleta de gente…”.

En plena puesta a punto, el delantero analiza las sensaciones positivas del equipo, decidido a competir hasta el final en las 11 jornadas que restan por conquistar la plaza de Champions: “Sabíamos que de alguna manera se iba a volver a competir, la verdad que no es fácil cortar dos meses y volver a competir, exige un esfuerzo muy grande. He intentado estar lo mejor posible, entrenar de la manera más seria y profesional para estar lo mejor posible y volver si cabe aún mejor.

Así está el palmarés de la Copa del Rey

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario