Parchis
Opinión

Como una sinrazón

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

14-05-2020

El amor es ese sentimiento que todos experimentamos, pero que pocos se atreven a definir, a encorsetar en unas pocas palabras, debido a su gran trascendencia y complejidad. Nos impulsa, nos motiva, nos alimenta de bienestar, pero, en ocasiones, también conlleva sufrimiento, tristeza y malestar, sobre todo, cuando no es correspondido o cuando es mal entendido.  El amor es tan poderoso como misterioso, pero es inevitable rendirse ante sus efectos.

La aventura del amor no escapa de errores, obstáculos, tiempos muertos o confusiones. Amar es la experiencia más grande que la humanidad puede experimentar, pero la más compleja, se trata de un arte retratado por la entrega y el trabajo constante, que tiene como sostén la bondad y la autenticidad. Pero para llegar a esa conexión, para saborear todo lo que el amor puede ofrecernos es importante aprender a cultivarlo de manera sana en nuestras relaciones, para ello, es necesario indagar en nuestro interior, en nuestra visión del mundo y de los vínculos con los demás.

Las relaciones están inmersas de sabiduría, de aprendizajes sobre uno mismo; los demás y el mundo en general, nos enseñan las raíces del dolor, el sufrimiento y la desesperanza, pero también las raíces de la complicidad, la confianza, el amor y el poder del perdón.

“El amor, por no tener geografía, no conoce límites.”
(Truman Capote)

https://youtu.be/ekY4BVUfiQs

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario