Parchis
Opinión

La bondad

Kika./Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÏ ES LA VIDA

12-05-2020

Todo aquello que lanzamos hacia los demás es un boomerang que recibiremos en gran medida según obremos. Cuando buscamos el bien para nuestros semejantes, ya sea a través de un pensamiento, un sentimiento o una acción, potenciamos conexiones.

En el momento actual hay una sensación de indiferencia en la sociedad, la gente está harta y se ha instaurado la desconfianza. Todos tenemos la sensación de que en muchos aspectos la vida nos ha engañado.

La sociedad necesita comportamientos ejemplares de cada una de las personas que la componen, con independencia de juzgar a las personas que lo hicieron mal en el pasado, esta es la única forma honesta de asegurarnos un futuro mejor. Además, conexiones que nos reportan emociones confortables, protagonistas de nuestro bienestar emocional.

Todo acto de bondad es una demostración de poder, ser bueno no implica aumentar la tolerancia frente a lo ruin, o tener conformidad hacia lo inepto, sino más bien tener la voluntad de hacer bien. Recuerda que eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu vida.

La paciencia es la virtud que mejor describe a las buenas personas, enmarca la capacidad de dar libertad y margen de error a las personas que queremos. El arte de la bondad parece que es un bien escaso, pero quizás es más común de lo que creemos.

“Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo”
-Paulo Coelho-

https://youtu.be/t_Lsd76Erfg

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario