Parchis
Opinión

Melodía de pasión

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

04-05-2020

Voy a comerte la boca a cada milésima de segundo. A clavarte mis pupilas como si fueran chinchetas. Mandaré a mis labios de excursión por tus oídos susurrando palabras sin sonido. Me volveré muda, hablándote con las manos que son las que mejor se entienden.

Para el reloj. Me importa una mierda la hora que sea, si es de día o es de noche a nosotros no nos afecta. Las estrellas las veremos igual, y el calor del sol nos cocerá a fuego lento.  Súbete conmigo a esa montaña rusa donde el ritmo lo marca los latidos de mi pecho, donde tú y yo lo único que tenemos que hacer es dejarnos llevar, donde voy a quererte hasta la última letra de tu nombre, porque eso es lo que me apetece hacer hoy… entra en mi mente, es un viaje astral, no pienses, sólo deja que mis manos te protejan.

Quiero que me abraces siempre. Bañarme en tu sonrisa, siendo vigilada por esos ojos que brillan de ternura y deseo. Que me arranques las sonrisas que me sobran de otros sitios. Leer tus labios con sabor a “te quiero”, siempre a la espera de mi voluntad.

Revolver tu pelo, acariciar tu cara y ver reflejado en tu felicidad que soy yo la que te protege de los males del mundo, cuando en realidad es tu pecho el cálido lugar que encaja con mis facciones.
Que tus manos nunca dejen de dibujar un escudo en mi espalda, y yo pueda jugar con tu ingenio siempre que quiera. Que tu respiración sea la melodía que sintonice mis latidos, y tu voz lo que rompa el compás.

Que nunca me sueltes.

Que nunca me dejes.

Ahora.

Luego.

Siempre…

https://youtu.be/Pkh8UtuejGw

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario