Parchis
Opinión

Colea lo de ‘rojos y maricones’

Cheka de Santa Úrsula en Valencia/Img. archivo informaValencia.com
Cheka de Santa Úrsula en Valencia/Img. archivo informaValencia.com

Vicente Torres

04-05-2020

Y es que en la actualidad no se estiman valores que en el pasado se consideraron importantes y, al menos, se simulaba cultivarlos. Recobrarán el relieve que tuvieron, porque son necesarios para la convivencia.

El caso es que cuando el presentador se negó a seguir el debate que se le proponía y zanjó el asunto con el ya archifamoso ‘este es un programa de rojos y maricones’, es evidente que no lo hizo con el propósito de fomentar los más altos y nobles sentimientos, sino precisamente lo contrario, provocar los más bajos instintos. Con ello, sumió en la miseria moral a la audiencia, a los participantes, a la dirección del programa, a los anunciantes, y a la misma cadena de televisión.

Me referiré solo a un aspecto de la guerra civil, que tanto daño hizo a España y que tan nefastas consecuencias tuvo. En los dos bandos combatientes hubo elementos repugnantes que encontraron en el conflicto el pretexto que necesitaban para dar rienda suelta a su maldad, y personas admirables que, acertadas o equivocadas, lucharon por un ideal.

No se debería meter en el mismo saco a todos, idealistas y canallas, bajo la etiqueta genérica de ‘rojos’. Tampoco es cierto que todos los homosexuales sean zafios y de mal gusto. Abundan entre ellos los que tienen mucha educación y no les puede haber gustado que los traten así.

Que eso se haya podido decir y que los haya que defiendan el programa e incluso la actitud de su presentador, pone de relieve que los españoles no vamos recorriendo bien la senda de la democracia, puesto que en lugar de ser cada día más adultos, responsables y educados, nos comportamos como súbditos que necesitan que se les informe de lo que está bien y está mal, incapaces de colegirlo por sí mismos.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario