Parchis
Cultura Poesía

‘Recado de bondad y hermosura’, primer premio del concurso de poesías dedicadas a la Virgen de los Desamparados

Manto de la Virgen. Data de principios del siglo XX y que fue el primer manto solemne que llevó la imagen de la Virgen después de la persecución religiosa/Img. Víctor Gutiérrez

Javier Castrillo Salvador, de Tarilonte de la Peña (Palencia) es el ganador, seguido de Francisco Domínguez Agudelo con su obra ‘Luz divina’

Sábado, 02 de mayo de 2020

A.Casañ.-  El primer premio ha sido otorgado al poema titulado “Recado de bondad y hermosura”, del autor Javier Castrillo Salvador, de Tarilonte de la Peña (Palencia); el segundo, a la poesía “Luz divina”, de Francisco Domínguez Agudelo, de Alcalá de Henares (Madrid); y el tercer premio “ex aequo”, ya que ha coincidido la puntuación, para Laura Cabedo Cabo, de Torrent, por el poema “Lluvia y otros milagros”, y para Janet Carito Quispe Corilla, residente en Valencia, por la poesía titulada “A la patrona de los desamparados del mundo”.

La Real Basílica de la Virgen de los Desamparados ha dado a conocer el nombre de los ganadores de la segunda edición del concurso de poesías dedicadas a la Patrona de Valencia, si bien no podrán recitar sus poemas ante la imagen de la Mare de Déu como estaba previsto, este sábado, día 2, debido al estado de alarma y las medidas establecidas por la pandemia, pero sí podrán hacerlo más adelante, en fecha aún por determinar.

El jurado ha estado compuesto por el poeta, escritor y dramaturgo valenciano Juan Benito Rodríguez Manzanares, el escritor y poeta albaceteño Juan Francisco Núñez Parreño, y el rector de la Basílica, Jaime Sancho, “quienes han puntuado los poemas participantes sin saber la autoría, valorando la perfección de la métrica y el mensaje, entre otras cualidades, y que se han vuelto a asombrar por la calidad técnica y la manera tan peculiar de expresar tantos sentimientos a través de las palabras”, han destacado.

Recado de bondad y hermosura (Javier Castrillo)

Javier Castrillo Salvador/int.
Javier Castrillo Salvador/int.

En vuestro gesto se esparce la humildad
lo mismo que el amor en vuestros ojos.
Sois la vida que hoy colma mis rastrojos
con la divina flor de la verdad.

Buscasteis el calor del inocente,
la luz del mártir y el desamparado.
Cargasteis su dolor en el costado,
os disteis por entero al penitente.

Por eso vuestro pueblo os reverencia,
bien sabe que de todos sois Patrona,
que a todos nos abarca la corona
que ceñís, Madre Santa de Valencia.

Aromada de rosas y azucenas,
con las mejores galas ataviada,
salís para llevaros nuestras penas
por las calles de Valencia enamorada.

Sobre el viento redoblan las campanas
que desde el Micalet cogen el vuelo
para acercarnos, Madre, a vuestro cielo
desde estas fieles tierras valencianas.

A hombros del Amor que se os procesa,
os llevan al compás los costaleros
de los vivas y cantos más sinceros.
Sostiene el aire olores de promesa.

En esta noble tierra de fervores,
por Vos, Geperudeta, el más sentido.
Valencia nunca olvida los favores
que vuestra intercesión le ha concedido.

Sois Virgen Milagrosa, Virgen Pura;
consuelo de esta voz, perpetuo amparo
por todas nuestras vidas derramado,
recado de bondad y de hermosura.

Los ángeles vinieron a este mundo
para santificar vuestra figura.
Colmaron vuestro rostro de ternura
y es vuestro mirar el más profundo.

A contemplaros vienen por millares
peregrinos de todos los rincones;
a rendiros sinceras devociones,
a encomendarse en dichas y en azares.

En brazos sostenéis a vuestro Hijo
concediendo el perdón de los pecados
que, futuros, presentes y pasados,
redime con su Santo Crucifijo.

Siempre será, Señora, vuestro manto
el hogar que cobije nuestros duelos,
el destino de todos los anhelos,
la paz de la desdicha y el quebranto.

Como las cuentas vivas de un rosario
que solo para Vos su rezo implora
venimos hasta vuestro santuario,
Santa Madre entregada y protectora.

Pues nada somos sin vuestros cuidados,
nada seremos sin vuestra presencia.
A vuestro lado, Virgen de Valencia,
siempre, Virgen de los Desamparados.

En el concurso han participado 90 personas “procedentes de diferentes poblaciones de la Comunitat Valenciana, del resto de España e, incluso, de América del Sur, lo que pone de manifiesto la extensa devoción de nuestra Patrona por todo el mundo”, han señalado desde la Basílica de la Virgen.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario