Parchis
Actualidad SOCIEDAD Valencia

Desde el sábado 2 de mayo se podrá hacer ejercicio de forma individual y pasear

Mercadillos con puestos de alimentos en Valencia/InformaValencia.com
Mercadillos con puestos de alimentos en Valencia/InformaValencia.com

Los mercadillos podrán abrir el jueves día 30 para vender exclusivamente productos de primera necesidad

Domingo, 26 de abril de 2020

A. Casañ.- Según ha anunciado el presidente de la nación en su ya habitual comparecencia de fin de semana, a partir del próximo sábado 2 de mayo se podrán aprobar dos nuevas medidas para relajar el confinamiento. Serán la actividad física individual y los paseos con las personas con las que se convive. Eso sí, siempre y cuando la evolución de la Covid19 en España siga manteniendo la curva descendentes tanto de casos positivos por contagios como de menor número de ingresos hospitalarios.

Sánchez ha comentado que los detalles de este primer “permiso” de salida al aire libre los irá desgranando el ministro de Sanidad Salvador Illa, a lo largo de esta semana en la que promulgará una orden pero condicionando en todo caso la aplicación “si la evolución es favorable como hasta ahora”.

El presidente pidió  “responsabilidad” a las familias para aplicar la salida de los niños en los paseos que se permitirán a partir de mañana y ha anunciado también que el próximo martes se aprobará en el Consejo de Ministros un plan de desescalada que ha insistido que será “gradual”, y marcado por la prudencia, e insistiendo en la idea de que será asimétrico entre territorios. Aunque ha dejado claro que será una acción “coordinada” con las “mismas reglas” aunque con “velocidades diferentes”.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, reunido telemáticamente este sábado con alcaldes y presidentes de diputaciones valencianas, ha insistido en la necesidad de «empezar a abrir la actividad física» para que las personas «desde la corresponsabilidad» puedan «más pronto que tarde» comenzar a salir de casa. Puig ha demandado en la videoconferencia que que se analice la salida también de las personas mayores, permiso que vendría precedido de una recomendación específica para cada persona por parte del médico de cabecera.

Los mercadillos

Por su parte, la Generalitat Valenciana permitirá a partir del próximo jueves, 30 de abril, la actividad de mercados no sedentarios exclusivamente para la venta de productos de primera necesidad, siempre y cuando se cumplan determinados requisitos de seguridad.

Según la resolución de ayer viernes de la consellería de Sanidad, se especifica que el decreto por el que se declara el estado de alarma “se establece la necesidad de mantener la apertura de todos aquellos establecimientos especialmente comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad”. “Los mercados no sedentarios (o semanales) concentran también esa venta minorista”, detalla la citada resolución.

En el caso de los espacios no cubiertos, se delimitarán con vallas y se tendrá que controlar la entrada y salida de personas para evitar aglomeraciones. De no ser posible, la resolución contempla que se trasladen a instalaciones deportivas o de otro tipo que permitan controlar el aforo.

La Conselleria establece que solo se permitirá la actividad a puestos de venta de productos de alimentación o primera necesidad y excluye la hostelería y restauración. Las puestos de venta tendrán que estar separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima de seis metros entre ellos. Se permite una separación mínima de 2,5 metros entre los laterales.

Además, dentro de un mismo puesto de venta, los trabajadores deberán guardar una distancia mínima entre ellos de dos metros, «quedando restringida la actividad comercial a un único operador en caso de que las medidas del puesto no hagan posible esta separación física».

Asimismo, se marcará un distanciamiento de dos metros entre el puesto de venta y la clientela, señalizado con cinta adhesiva o cualquier otro tipo de medio. Esta medida se establecerá también para los clientes en espera.

Los mercados tendrán que garantizar la vigilancia de que se cumple el distanciamiento social y deberán disponer de un dispensador de hidrogel o cualquier otro tipo de desinfectante, cuyo uso será obligatorio para acceder el espacio de compra.

Solo los vendedores podrán tocar el género, usando siempre guantes de protección y mascarilla. Los puestos se tendrán que desinfectar con frecuencia y al finalizar la jornada.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario