Parchis
Actualidad

La Guardia Civil al servicio de la censura

General Santiago, Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil/JC
General Santiago, Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil/JC

Este Gobierno no tiene respeto por ninguna de las instituciones del Estado, la democracia tal y como la conocemos está desmantelada

Lunes, 20 de abril de 2020

Javier Caravaca (@Carvacajavi) / Opinión.-

El Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil ha dicho que trabajan en dos direcciones: una, “evitar el estrés social que producen toda esta serie de bulos”, y otra, “minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno.” Remata, en un suspiro, con que “todos estos bulos luego los tratamos de desmentir a través de nuestras redes sociales.” José Manuel Santiago se llama.

Podría acabar aquí el artículo, porque ya está todo dicho, porque nada que escriba puede aliviar la contundencia de esas declaraciones, ni tampoco puedo agravar con mi crítica el temor que inspiran. En otro artículo ya subrayé el camino que está tomando el Gobierno hacia el totalitarismo, pero no se me había pasado por la cabeza que hubieran prostituido al Ejército también. Llamé la atención sobre los tribunales, la Fiscalía, la Abogacía del estado, el Parlamento, el Senado, el CIS, la prensa… pero no dejan de sorprenderme. Cada vez que enciendo el teléfono me pregunto con qué nueva noticia voy a espantarme. Este Gobierno no tiene respeto por ninguna de las instituciones del Estado, la democracia tal y como la conocemos está desmantelada, y nos encontramos en el borde de un precipicio que podríamos llamar dictadura, sin darnos cuenta. De un hilo pende la poca libertad que nos queda, y quizá ese hilo se haya roto ya y no lo sepamos todavía.

Según el Gobierno, un bulo es, por ejemplo, algo como esto: “Tezanos fabrica un CIS para reclamar apoyo a Pedro Sánchez y plantear la censura a los medios.” Es decir, información falsa que genera un estrés social indeseable. Según la RAE, un bulo es una información falsa propalada con algún fin. Sin embargo, el ejemplo expuesto es un titular de El Mundo, que interpreta la última encuesta del CIS y saca conclusiones. Obviamente, la interpretación del periódico es discutible, pero no hay que ser un exégeta científico para concluir que no es “información falsa”, que no la está “propalando”, porque no es nada oculto, y que el único fin que tiene es el de dar su perspectiva, para ganar lectores, para ganar dinero, obviamente, como cualquier periódico. Con el mismo criterio sería un bulo cualquier noticia que no fuera una verdad científica, y con eso se acaba la libertad de prensa.

La cuestión es que estas noticias molestan mucho al Gobierno. Generan un cierto estrés social, porque invitan a desconfiar de él, y prefiere utilizar a la Guardia Civil para evitarlo. La consigna del Jefe es clara: “minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno.” Y como es militar, un tipo serio y de hábitos ordenados, se lo escribe en un papel y cuando le preguntan lo dice con orgullo. Da igual que luego el Ministro del Interior salga a desmentirlo y a decir que fue un lapsus, porque ahí está el papel escrito y el vídeo que lo hace inmortal (link al vídeo). Ya no hay manera de ocultar que el ejecutivo da órdenes a la Guardia Civil para que localice esas noticias que pueden generar un clima contrario al Gobierno y trate de desmentirlas a través de sus redes sociales.

Yo no sé qué va a ser lo próximo que veamos. Me da la sensación de que nada puede sorprenderme ya, pero cada día sale una noticia más terrible que reduce un poco más nuestra libertad. Lo que no termino de creerme es que haya gente suficiente para apoyar al Gobierno en esa estrategia: preguntar en el CIS si usted prefiere una fuente única de información oficial, luego poner a la Guardia Civil a vigilar los “bulos”, y al final censurar. Lo próximo quizá sea preguntar en el CIS si usted prefiere que haya un solo partido político, luego ir ilegalizando partidos y terminar con la dictadura de partido único. Que alguien me explique esto porque yo no entiendo cómo nos lo estamos tragando.

Siempre hay algún ingenuo que dice que los bulos hacen mucho daño, que los medios están manipulados por la ultraderecha y que hay que acabar con eso, que no se puede consentir. Pero para perseguir eso ya existen los tribunales ordinarios y la legislación vigente, con todas las salvaguardas que exige el estado de derecho. Saltarnos ese procedimiento tan sencillo y elegante es censurar y reprimir, que nadie se olvide, que luego vienen los llantos. En todo caso, veamos lo que dice la prensa de esa misma noticia, esa que llaman de ultraderecha y propaladora de bulos:

ABC: “El Jefe de Estado Mayor dice que la Guardia Civil trabaja para «minimizar» las críticas al Gobierno.” Es casi textual.

La Razón: “El Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil dice que trabajan para “minimizar el clima contrario a la gestión de crisis del Gobierno.” Es textual.

El Mundo: “Pablo Casado exige a Pedro Sánchez que explique si ha ordenado a la Guardia Civil que trabaje para “minimizar” las críticas al Gobierno.” Es un hecho, nos guste o no.
Ahora veamos lo que dice la prensa neutral, esa que no está manipulada por nadie y es buena:

El País: “Tormenta política tras decir un general que la Guardia Civil trabaja para minimizar bulos contrarios al Gobierno.” No es una tormenta, es un escándalo político. Tampoco es un general, es el Jefe del Estado Mayor, que se dice pronto.

Diario.es: “La Guardia Civil dice que persigue bulos para minimizar el “clima contrario” al Gobierno y la oposición se lanza en contra.” La noticia, por lo visto, es que la oposición se lanza en contra, vaya por Dios.

Huffpost: “El Gobierno da explicaciones tras las palabras de este mando de la Guardia Civil sobre los bulos.” Este mando no es cualquier cosa, es el alto mando, tiene una responsabilidad máxima. Pero… la noticia creo que no era esa.

Podríamos seguir, supongo que no hace falta. A mí me parecen bien todos los titulares, cada uno se debe a sus lectores y se retrata por sí mismo. No obstante, hay que ser muy cínico para decir que unos son la ultraderecha que manipula con bulos y los otros son los imparciales que informan de manera objetiva. ¿De verdad alguien piensa eso sin pasión? ¿Alguien puede explicarme cómo se sostiene que la ultraderecha domina los medios de comunicación? ¿Nadie se da cuenta de que las televisiones, radios y periódicos con más público son afines al Gobierno y no al revés? Aún habrá quien diga que no se trata de esa prensa, sino de los bulos que circulan por internet, que son malísimos, como que “La Guardia Civil dice que vigila las críticas al Gobierno y obliga a Marlaska y Robles a negarlo” (Libertad Digital), lo cual, por cierto, no deja de ser una interpretación de los hechos que conocemos. En rigor, todo es una interpretación.

En definitiva, ¿vamos a permitir que se censure al que opina diferente? ¿Estamos en ese punto? ¿Hay alguien a quien no le parezca una barbaridad que el Jefe de la Guardia Civil diga que procura “minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”? ¿Alguien puede darme un poco de luz? Porque yo no entiendo nada. La intención de voto al PSOE es similar al 28% de las pasadas elecciones, lo cual hace pensar que los mismos que confiaron en ellos lo volverían a hacer hoy. No importa si gestionan mal la crisis sanitaria, da igual si prostituyen la judicatura, no pasa nada si manipulan la prensa, no duele si anulan el poder legislativo, no importa si censuran, da lo mismo si pudren el CIS, el INE, el CNI, si publican decretos sin acuerdo, si evitan el Congreso, si violan la ley, si mienten, si consumen el presupuesto sin rendir cuentas y ahora tampoco nos molesta que pongan a la Guardia Civil a trabajar para el partido.

Por encima de la izquierda y la derecha está la libertad. Cualquier partido político que profanara de tal manera las instituciones como lo está haciendo este Gobierno tendría en su mano un poder que a nadie le gustaría ver. Están empezando a cerrarse cuentas en las redes sociales y canales de Youtube. Pronto veremos periódicos y webs cerrados también. Después empezarán a ilegalizarse partidos políticos. Y por último tendremos a gente en la cárcel por decir cosas malas del Gobierno. El rumbo es peligroso. El que se confunda ahora con este detalle se va llevar un susto de muerte, porque el final del camino suele ser la guerra o la dictadura. O ambas cosas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario