La afición a despreciar

Podemos, ERC, Otegi "Todo lo magrean, prostituyen, pervierten, utilizan…",Podemos, ERC, Otegi "Todo lo magrean, prostituyen, pervierten, utilizan…"/Img. Cope

Vicente Torres

20-04-2020

De la observación del comportamiento humano cabe deducir que hay personas que se creen dueñas del desprecio, es decir, que pueden obsequiar con él a quién se le antoje, todas las veces que crean oportuno.
Basta meditar un poco sobre el asunto para comprender que eso no es así. Veamos: no es lo mismo ser despreciado que despreciable. Pondré un ejemplo: supongamos que Otegui, que, sin duda alguna, dada su condición de etarra, los delitos por los que ha sido, los que quizá haya cometido y sigan impunes, es despreciable, me da lo que para mí sería un regalo: su desprecio. Lo cual evidentemente ocurre, pero no de forma personal, porque no me conoce, pero sí de modo genérico, porque cada vez que habla nos lo demuestra a los demócratas. Ese desprecio suyo no nos debe afectar.
El desprecio que realmente duele es el que se puede sentir por sí mismo, por haber hecho algo que no es correcto. Cuando ocurre muy a menudo y ya no se tiene buena idea de sí lo habitual es compensar esto con la aprobación ajena, para lo cual, en estos casos, se suele sacrificar el criterio propio para asumir el del grupo. El hecho de ser bien considerado por terceras personas, e incluso a veces aclamado, como es el caso del citado anteriormente, y de otros no tan famosos, tampoco es suficiente para tapar el malestar interior, motivo por el cual reparten sus desprecios cada vez que se les presenta la ocasión, de modo que al rebajar a otros creen que se ensalzan ellos.
Este modo de proceder provoca gran número de suicidios y trastornos mentales y está en el origen de todo tipo de acoso moral, esa lacra tan perversa.
Hay personas que tienen respeto por sí mismas y se las conoce porque no disminuir a nadie, sino que cuando pueden hacen lo contrario.

Be the first to comment on "La afición a despreciar"

Leave a comment

Your email address will not be published.