Parchis
Opinión

Nadie se aleja de su domicilio más de 500 metros

Manifestación del 8 de marzo de 2020 en Madrid/twitter

Vicente Torres

15-04-2020

El gobierno se sirve del rastreo de móviles para vigilar si alguien se aleja más de medio kilómetro. Añade que hay restricciones en el rastreo, que no se identifica a nadie, pero la sensación que queda es que estamos encaminados hacia un estado policial.

Por circunstancias históricas, los británicos están acostumbrados a defender sus libertades y los españoles a obedecer. Así que por más abusivas que sean las medidas que toma el poder, enseguida aparecen los pelotas de turno y se constituyen en policía del visillo y se chivan. Para los pelotas y los masoquistas lo que hace el poder está bien. Si se saltan la cuarentena Sánchez o Iglesias, que tienen positivos, confirmados mediante test, en sus familias, no pasa nada. Pero si quien sale a la calle es Rajoy se vuelven histéricos. El gesto rebelde del expresidente merece un aplauso, porque visualiza el abuso de este ejecutivo. Seguro que alguna cadena infame habrá pasado el vídeo muchas veces, para disuadir a otros que puedan haber pensado en imitarlo.

El temor al estado policial no es gratuito, puesto que los comunistas del gobierno están poniendo toda la carne en el asador para conseguirlo. Porque a pesar de que la Unión Europea, a la que pertenecemos, condenó al comunismo, Sánchez, cuya índole también es dictatorial, los tiene como aliados.

Lo de los 500, como tantas otras cosas de este gobierno, también parece ser caprichoso y estar encuadrado dentro del deseo de tenerlo todo controlado, como se observa en otras medidas restrictivas. La distancia a la que uno se encuentra de casa no tiene que ver con la posibilidad de infectar o de ser infectado, sino que el peligro consiste en la proximidad con otras personas. Por decirlo claramente: lo peligroso fue la manifestación del 8-M. También lo de Vistalegre, pero es que Vox ha pedido perdón.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario