Parchis
ACTUALIZADO Salud

Barceló: ‘La Generalitat ya realizó pedidos de material sanitario en enero y en febrero’

COVID-19,uso de mascarillas
COVID-19,uso de mascarillas

La consellera de Sanidad afirmó que en los dos primeros meses del año el Consell hizo grandes pedidos de mascarillas quirúrgicas, equipos de protección EPI, guantes y gafas

Lunes, 13 de abril de 2020

A.Casañ.- Cualquiera que haya podido visionar los videos que circulan por las redes habrá podido observar que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, señalaba en febrero que la pandemia de la COVID-19 apenas iba a tener incidencia en España.

Este lunes, durante su comparecencia diaria para ofrecer los últimos datos del coronavirus en la Comunidad Valenciana, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en respuesta a una pregunta de un periodista de Las Provincias con respecto a la demandas de dos juzgados, uno en Valencia y otro en Alicante, respecto a la fecha en la que se realizaron los pedidos de material sanitario y si éstas habían sido contestadas en tiempo y forma, afirmó con rotundidad y hasta en dos ocasiones que la Generalitat había formalizado ya las compras de grandes pedidos de este material en los pasados meses de enero y de febrero de 2020.

En concreto y en palabras de la titular de Sanidad, “en el mes de enero y posteriormente también en febrero, ya se formalizaron las compras del material sanitario, no sólo la del día 17 de marzo a la que usted hace referencia”. Y sin poner en duda las afirmaciones de Barceló, la pregunta es pertinente: ¿si la Generalitat Valenciana preveía en los meses de enero y febrero la compra de grandes cantidades de material sanitario, por qué se autorizaron las manifestaciones del Día Internacional de la Mujer del 8 de marzo en toda España?

Enfermos oncológicos

En respuesta a otra pregunta sobre la posible desatención a intervenciones quirúrgicas en oncología por causa del coronavirus, la consellera puso mucho énfasis al responder que no ha habido ningún retraso ni cambio en las intervenciones urgentes a enfermos oncológicos, que se están realizando todas y cuando corresponden: “se está atendiendo todas las urgencias oncológicas y todos los tratamientos oncológicos. Lo que se ha aplazado es lo no urgente y estamos ya trabajando con los distintos departamentos de Salud para retomar cuanto antes la actividad en ese sentido”.

Incorporación de trabajadores y mascarillas

Con respecto al uso de mascarillas para aquellos trabajadores que desde este lunes y mañana martes se reincorporan a sus centros de trabajo, Barceló indicó que el Ministerio les había confirmado que el uso sólo era recomendado para aquellas personas que tengan que utilizar el transporte público para hacerlo: “aquellos que se desplacen andando, en bicicleta o en patinete no están obligados a usar mascarilla”, señaló.

Al respecto, la consellera resaltó que tanto desde la Dirección General de Salud Pública y desde el Invassat se había establecido un protocolo remitido a las empresas, a los responsables de riesgos laborales y los comités de empresa con las medidas referentes a los espacios de trabajo que son de obligado cumplimiento: “aquella personas que presente síntomas o sospecha de contagio debe de quedarse en su casa”, manifestó Barceló, que añadió que “la mejor prevención es mantener rigurosamente la distancia establecida en cuanto a protección del contagio por contacto”.

Medical College de Georgia en la Universidad de Augustra (Estados Unidos)

Según recogen este lunes diversos medios, investigadores del Medical College de Georgia en la Universidad de Augustra (Estados Unidos) han desarrollado un modelo matemático que estima que España tenía el 9 de marzo un total de 87.405 casos de coronavirus. Según las cifras del Ministerio de Sanidad, sin embargo, apenas se notificaron 999 positivos, lo que significa que se registró un caso por cada 53 reales probables.

Los investigadores utilizaron su modelo matemático, que usa los números de Covid-19 de fuentes como la Organización Mundial de la Salud (OMS), y luego usaron factores como la densidad de población de un área, la proporción de población que vive en zonas urbanas donde la gente tiende a vivir más cerca, y las poblaciones de tres grupos de edad (de cero a 14, 15 a 64 y 65+) para obtener números más precisos. Debido a que este virus es tan infeccioso, también consideraron la probabilidad de transmisión.

También consideraron el número de nuevos casos diarios por encima de 10 y hasta el primer pico reportado, y los rangos de fechas para esos picos como un indicador de la tendencia en el número de casos reportados. La información emergente sobre el tiempo que el virus sobrevive en una variedad de superficies y en el aire refinará aún más su modelo en el futuro. La fecha límite para este estudio fue el 9 de marzo.

Con un porcentaje tan pequeño de personas que se sometían a pruebas en todos los países, en particular en ese momento, Corea del Sur también estaba notificando un caso por cada cuatro casos probables. En China, con su enorme población de más de 1.400 millones de habitantes y las inconsistencias en el reporte de datos, proyectaron dos rangos para el número notificado en comparación con el número real de casos: 1 de cada 149 y 1 de cada 1.104, lo que se traduce en un número de 12 a 89 millones de casos no notificados.

Hasta el 9 de marzo se habían registrado 109.000 casos y 3.800 muertes en todo el mundo, la mayoría de ellos en China, así como en Italia, Corea del Sur, Irán, Francia, Alemania y España. En la primera semana completa de abril, aproximadamente un mes después de la fecha límite del estudio, se informaron de casi 1,4 millones de casos con más de 81.000 muertes en todo el mundo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario