Parchis
Actualidad Salud

El Ministerio corrige a Barceló y no se harán test a los trabajadores que se incorporan el lunes

Respiradores/Rtve

La consellera manifestó ayer que “todos los trabajadores deberán tener un certificado que acreditara estar libre el COVID”

Sábado, 11 de abril de 2020

A.Casañ.- Que la estrategia política de este Gobierno se sigue imponiendo la realidad sanitaria del país es un hecho y que las justificaciones en cuanto a cambios en los distintos protocolos y la parafernalia burocrática que los envuelve no calan ya en los ciudadanos, también. A partir del próximo martes, un importante número de trabajadores de sectores no esenciales se reincorporarán progresivamente a sus puestos de trabajo.

Tal y como medio explicó ayer la consellera Barceló, “la mejor mascarilla es mantener la distancia entre dos personas”, se entendía ya que de entre “el protocolo de higiene” que preparaba el Gobierno, insisto ayer viernes, no se iba a contemplar la realización de test masivos a esos trabajadores. Así que tanto el ministerio de Sanidad como el de Trabajo discrepan de la postura varias veces hecha pública por la Generalitat de realizar test rápidos a este segmento de ciudadanos que va a incorporarse a sus puestos de trabajo.

Y repetimos que sólo 24 horas antes, en la comparecencia del jueves a las 11 de la mañana, la consellera de Sanidad, respondiendo una pregunta al respecto, se remitía a la reunión del consejo interterritorial que iba a mantener por la tarde con el Ministerio de Sanidad y sus homólogos autonómicos para conocer los detalles del proceso. La recomendación de la conselleria, “la misma que planteará el ministerio, es hacerles las pruebas y que tengamos la certeza de que los que van a salir a trabajar no están contagiadas”.

“Es que no es posible volver atrás, tenemos que dar toda la seguridad, por seguridad de cada ciudadano y de sus familias, por eso se están extremando las medidas sobre el confinamiento, debemos tener la certeza de que, con esa salida y con ese desescalamiento paulatino, no vamos a propagar el virus”, enfatizó, aunque también ironizó sobre esa salida progresiva en el sentido en que ella no estaba tan segura de que fuera de todos los trabajadores no esenciales.

Ana Barceló, consellera de Sanidad CV./informaValencia.com
Ana Barceló, consellera de Sanidad CV./informaValencia.com

Barceló se insistió con vehemencia en que las medidas que se adoptarían serán extremas, “no me cabe la menor duda”. Vuelta a preguntar por si todos los trabajadores iban primero a pasar por el test, señaló rotunda que “la persona que salga del confinamiento debe ser con toda la seguridad y todas las certezas«.

Consejo Territorial con el ministro

Pero después del citado consejo interterritorial, la postura fue la de extremar más si cabe las medidas de protección e higiene en el trabajo, entre ellas las de mantener las distancias mínimas entre trabajadores o que éstos dispongan de los preceptivos equipos de protección individual, entre otras.

Al respecto, y después de conocer esta información, Barceló confirmó ayer que, finalmente, no se realizarán test rápidos a los trabajadores que se reincorporen a sus puestos de trabajo y que estén asintomáticos y se remitió al protocolo aprobado por los Ministerios de Trabajo y Sanidad con las medidas de seguridad e higiene en el trabajo. Barceló se vio obligada a confirmar que no se harán test a los trabajadores asintomáticos que se reincorporen, pero “sí se obligará a los que tenga síntomas a que no se desplacen a sus puestos”. De perogrullo.

A modo de improvisada justificación, que de eso nuestros políticos actuales saben bastante, la consellera quiso justificar que “no había habido un cambio de criterio” y habló de “escenarios distintos”, aduciendo al respecto, que el próximo lunes en las comunidades que no es festivo, “se vuelve a la situación anterior al decreto del 29 de marzo, que suspendía toda la actividad empresarial no esencial, y otra cosa es el levantamiento del confinamiento, que sigue siendo total para todos”.

Falta de material

Así pues no se realizarán test masivos, ni con la reincorporación de estos trabajadores gradual y progresiva en las grandes industrias, ni a los que tienen previsto reactivar su actividad poco a poco, tratándose muchos de ellos de trabajadores autónomos. Y ello porque la realidad es la que es y sería necesario un gran número de test y de recursos de personal sanitario para realizar todas estas pruebas con los que la Generalitat no cuenta todavía.

El Ministerio de Sanidad anunció que entre ayer y hoy iba a repartir otro millón de test rápidos de diagnóstico para la detección del coronavirus entre las comunidades autónomas. En el caso de la Comunitat, sería el segundo envío, puesto que ya se han distribuido por los distintos departamentos los casi 87.000 test remitidos por el Gobierno, pero destinados únicamente a personal sanitario, las residencias de ancianos y sus trabajadores y otros profesionales de servicios esenciales.

Disponibilidad de camas

Tras la reunión del Consejo Territorial, Barceló explicó ayer que se analizó la evolución de la pandemia y todas las comunidades coincidieron en que se estaban registrando menos ingresos hospitalarios, lo que provoca una menor ocupación de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Así lo demuestran los datos que ayer hizo públicos la consellera en los que se aprecia este descenso en la presión asistencial, puesto que la ocupación de las UCI  es del 60,74% y hay 373 camas libres. El total de camas libres en los hospitales públicos y privados asciende a 5.473, mientras que ayer se contabilizaron 105 ingresados menos por COVID19

Además quiso reincidir de nuevo en que esos test rápidos que se están poniendo en marcha provocarán una subida de los casos positivos “al controlar a más personas con síntomas” y que por ello, el repunte de contagiados (ayer 367 nuevos) no se debe tanto a que los afectados se hayan infectado durante los últimos días, sino a que está aumentando la realización de pruebas pendientes.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario