Parchis
Opinión

Indiferencia

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

06-04-2020

La indiferencia. Tal vez la reacción más temida por los seres humanos. Se suele decir que es mejor que hablen de uno, aunque sea mal. Pero, desde luego, que otras personas sientan indiferencia ante nuestra suerte o desgracia, nos hace sentir solos y desamparados.

Sólo un segundo. Sólo se necesita un segundo para quebrar todo. A veces, la indiferencia y la frialdad hacen más daño que una aversión declarada. De hecho, no hay nada más desconcertante y dañino que sentir un vacío emocional, sobre todo si este proviene de personas que nos resultan significativas.
No podemos obligar a las personas a que nos traten de una manera diversa y abandonen su actitud indiferente.

Sin embargo, cuando se trata de alguien realmente importante y significativo para nosotros, podemos esforzarnos por conocerle mejor y poner en práctica comportamientos que hagan resonancia con su sistema emocional. En muchas ocasiones las personas que se muestran indiferentes lo hacen porque otras, a su vez, lo han hecho con ellas.

La indiferencia es la única manera de relacionarse que conocen. Otras veces se comportan de esta manera porque temen implicarse demasiado emocionalmente y salir heridas. En ese caso, el secreto radica en demostrarles que eres una persona de fiar, que no les defraudarás.

Sin embargo, en algunos casos la mejor estrategia consiste en establecer una distancia de seguridad y rodearte de personas positivas que realmente te valoren por tus cualidades y te hagan sentir bien. Recuerda que no puedes elegir a tu familia pero sí a tus amigos y, sobre todo, no olvides que solo tú tienes el poder para darles poder sobre ti.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario