Parchis
Opinión

Desconcierto gubernamental

Vicente Torres

31-03-2020

El cuadro de Enrique Senís-Oliver titulado ‘El barco’, https://vientosdelasdosorillas.blogspot.com/2018/02/el-barco-por-enrique-senis-oliver.html, viene a representar de una manera bastante aproximada a este gobierno y a sus apoyos y seguidores. Digo aproximada, porque faltan los aprovechados, como Urcullu, y porque esta vez los altos poderes financieros sí se enteran. De hecho, están aterrados ante lo que se avecina. Los de Podemos están contentos y afilando las uñas, impacientes por asaltar el poder e implantar una dictadura como la venezolana.

En este gobierno parece que nadie tenga idea de nada. Ni de salud, ni de economía, ni de leyes. Y que lo único que les preocupa a sus componentes es que cuando pase todo, los que queden vivos, si queda alguno, les sigan votando.

El panorama es desolador. Es imposible no tener miedo en este estado de cosas. Un descuido de una persona cualquiera que pase cerca puede tener consecuencias graves. Por otro lado, nadie se cree las cifras oficiales sobre el coronavirus. Abona esta incredulidad el hecho de que según el Imperial College el número de infectados en España podría ascender a siete millones de personas, cifra que no habría que considerar como descabellada, sino que incluso podría ser mayor, y que en ningún casco conviene al gobierno que se sepa, puesto que vendría a desnudar el modo irresponsable en que se ha venido comportando todo el tiempo. Al mismo tiempo, conviene no olvidar que también el número de muertos por este motivo puede ser el doble o el triple del que nos dicen.

Y mientras la parejita más mal intencionada que se pueda imaginar goza con la ruina del país, porque espera que eso le facilite su intención de ‘asaltar los cielos’, otros van recopilando pruebas para ponerlas a disposición de los tribunales de justicia cuando llegue el momento.

Solo queda añadir algo que ya he dicho anteriormente y es que si esto llega a ocurrir con un gobierno del PP, al primer muerto los podemitas habrían saltado a la calle con la palabra asesinos en la boca.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario