El coronavirus y los viejos

Img. Lekuona

Vicente Torres

30-03-2020

Desde sectores nacionalistas se ha dicho que los viejos deberían abandonar la UCI para dar paso a los jóvenes.

No es extraña esta actitud, habida cuenta de que nacionalismo y generosidad son dos conceptos antagónicos, puesto que esta nefasta ideología se nutre del egoísmo y del odio. Es imposible encontrar una pizca de generosidad en el nacionalismo, y sin generosidad tampoco puede haber interés por la justicia; y sin éste la condición humana se resiente mucho, se está más cerca del animal.

¿Cómo se puede pensar que un viejo no tiene derecho a la vida? Todo ser humano lo tiene. Lo que ocurre es que a los nacionalistas no les importan las personas, sino sus ignominiosos designios. El nacionalista optaría a favor del anciano y en contra del joven en función de lo que pensara cada uno, y esa es una muestra más de degradación moral.

Una persona decente se puede dar cuenta de que a lo mejor el viejo está viviendo la mejor época de su vida y se ha venido a truncar por el egoísmo y la incompetencia del peor gobierno que podía tener el país en un momento tan delicado. Aunque podría ser peor la situación: Supongamos que gobierna el PP y que lo hace todo de modo impecable y que ha llegado a este punto con tan solo 400 muertos. ¿Cuál habría sido la reacción de Iglesias y Sánchez? Todos los que tienen una idea realista sobre ellos saben que habrían armado la de dios es cristo.

Ambos, el viejo y el joven, tienen derecho a la vida. Igual uno que otro. Y es el gobierno el que debería estar preocupado por no poder ayudarles a mantenerla por culpa de su desidia e incompetencia. Pero no, lo que les importa a ellos es otra cosa muy diferente. Ni uno ni otro da la impresión de que les duela la muerte de alguien más allá de la repercusión que tenga en unas hipotéticas nuevas elecciones.

Se el primero en comentar on "El coronavirus y los viejos"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*