Parchis
Opinión

La premonición de Sánchez

Close up of female hands holding medical respiratory equipment. Man lying on hospital bed and doctor arm on blurred background

Vicente Torres

27-03-2020

Sánchez y su gobierno supieron desde el principio, o lo imaginaron, que no estaban preparados para enfrentarse al coronavirus. Por la parte socialista, era un gobierno diseñado para gozar del poder, no para servir a los ciudadanos, y para alargar su disfrute todo lo que se pudiera mediante el uso de la propaganda. Y también era consciente de que sus socios de gobiernos y demás aliados no pretenden más que aprovechar su debilidad para beneficio propio, no de los ciudadanos.

Ante esta realidad, siguieron volcados en la propaganda, aunque costara vidas, porque esto es lo que les puede permitir seguir teniendo el poder. Tenían un programa para aumentar el número de votos y no estaban dispuestos a renunciar a él.

La realidad se les ha echado encima, estropeándoles el relato. El modo en que echan balones fuera, y el hecho de que sigan recurriendo al relato y a las muletillas del tipo «extrema derecha», demuestra que se sienten culpables. En España no hay extrema derecha. El propio Anguita lo dijo. Lo que ocurre es que situar a Vox en ese punto les viene bien a muchos. Vox es una mezcla de nacionalismo y populismo, y a algunos no les conviene criticar al nacionalismo. Por otro lado, algunos indeseables venían situando al PP en la extrema derecha.

El gobierno intenta manejar la situación mediante el relato, es decir, el uso de la posverdad, y ha llegado a la cumbre de lo grotesco mediante el invento del lacambrismo, que significa, ni más ni menos, que reconoce que no puede dar la cara, sino que ha de recurrir a maniobras que dan mucha risa a quienes descubren la superchería.

La compra de test, con la posterior explicación de la embajada china, demuestra que nuestra salud está en manos de unos incompetentes. Excálibur mereció una querella, o intento de querella. Ahora los muertos llevan nombres humanos. Y los fallos en la gestión de la epidemia en España son muy graves.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario