Parchis
Educacion

La Selectividad se celebrará entre el 22 de junio y el 10 de julio

Imagen de alumnos n un exámen de Selectividad/archivo

La Conferencia Sectorial modifica el modelo y el contenido de las pruebas para no perjudicar a los alumnos al no haber trabajado en clase algún bloque de contenido 

Miércoles, 25 de marzo de 2020

A.Casañ.- El Ministerio de Educación y el de Universidades han acordado hoy, junto con las comunidades, que la prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) se celebre entre el 22 de junio y el 10 de julio en convocatoria ordinaria y antes del 10 de septiembre en convocatoria extraordinaria.

Tanto el Ministerio de Educación como el de Universidades y las comunidades «son conscientes de la dificultad que está suponiendo para el profesorado que imparte clase en 2º de Bachillerato y, en especial, para los estudiantes de este curso, la suspensión de las clases presenciales a causa de la epidemia», señaló Educación en un comunicado.

También se ha acordado modificar el modelo y el contenido de las pruebas para que el alumnado no se vea perjudicado por no haber trabajado en clase algún bloque o bloques de contenido de alguna de las materias. «Hemos decidido adaptar las pruebas en términos de mayor flexibilidad, de tal forma que haya más opcionalidad para que el alumno que ha trabajado en contenidos diferentes, no solo en entre las distintas comunidades sino entre distintos centros educativos, puedan demostrar lo que saben, no aquello que no han dado«, dijo la ministra de Educación, Isabel Celaá.

Celaá precisó que hasta la fecha los dos trimestres han sido bien acabados, y en la inmensa mayoría de los centros educativos se ha procedido a hacer la evaluación. «En relación a lo que queda curso, el 11 de abril (fecha de finalización de la prórroga del estado de alarma), veremos cómo transitamos el final del curso. Esperamos que ya pueda haber actividad presencial que nos permitan llevar al menos por unos días repasar los contenidos y llevarlos a la prueba de la EBAU. De no ser así, tomaremos las decisiones para seguir como estamos ahora por la vía telemática pero ajustando los aspectos más relevantes de cada temario».

Además, se identificará a los alumnos que por razones diferentes no han logrado coordinarse con el profesorado del centro, «que son los menos», aclaró Celaá. A estos se les dará herramientas para que puedan continuar.

Aunque las fechas propuestas para la realización de la EBAU dependerán de la evolución de la pandemia, se ha establecido que las calificaciones se publiquen antes del 17 de julio para la convocatoria ordinaria y antes del 18 de septiembre en el caso de la extraordinaria. La asignación definitiva de plazas no se podrá realizar antes del 25 de septiembre, «cuando todo estará concluido», dijo Celaá. «Las fechas están coordinadas entre Educación, Universidades y la Conferencia de Rectores (CRUE) por lo que pisamos tierra firme», aseguró.

La ministra dijo que «la reunión ha sido muy coordinada, ha salido muy bien; todos los consejeros han acudido y hemos estado alineados en todos los temas. Hay tres comunidades (Euskadi, Navarra y Murcia) en concreto que harán su convocatoria extraordinaria a finales de julio, el resto en septiembre. Celaá señaló que quedó pendiente abordar las fechas de oferta públicas de empleo «pero lo determinaremos la semana que viene».

El curso no acaba

Por otro lado, Celaá dijo que no está previsto que acabe el curso. «El curso sigue, las familias están haciendo un esfuerzo denodado con los alumnos en casa, los niños tienen que aprender además de contenidos educativos, aprender valores en términos de autoroganización, disciplina, convivencia con el resto de la familia; hemos de pedir sensatez al profesorado también que trabaja para que los contenidos sean que puedan entender y que las plataformas lleguen a sus casas».

Pruebas de acceso a la Universidad/informaValencia.com

Suspensión de pruebas externas de Primaria y ESO

Además, tal como avanzó ayer ABC, se han suspendido las pruebas externas de diagnóstico de Primaria y ESO, contempladas en la LOE del PSOE (2006). ¿Qué son las pruebas externas de diagnóstico? Las evaluaciones de Primaria (3º y 6º curso) y ESO (4º curso) están contempladas en la LOE del PSOE (2006) y su contenido fue actualizado por la LOMCE (2013) del Ministro de Educación del PP, José Ignacio Wert. Wert estableció que tuvieran efecto académico, que fuese para todos los alumnos (censales) y que sirviesen para aplicar las medidas académicas adecuadas a cada alumno (es decir, si el resultado de la prueba era negativo podía dar lugar a medidas individualizadas de apoyo)

Posteriormente, fueron matizadas por el Real Decreto-Ley 5/2016, de medidas urgentes para la ampliación del calendario de implantación de la LOMCE, impulsado por el ministro Méndez de Vigo, para facilitar el malogrado Pacto Educativo.

Se quedaron entonces como están en la actualidad: las evaluaciones externas de diagnóstico de Primaria se consideran muestrales y tienen finalidad diagnóstica, si bien, las administraciones educativas podrán hacerlas con carácter censal (todos los centros). Por su parte, la evaluación de 4º de ESO también será considerada muestral y tendrá finalidad diagnóstica, evaluándose el grado de adquisición de la competencia matemática, lingüística, social y cívica, teniendo como referencia principal las materias generales del bloque de las asignaturas troncales cursadas en dicho curso, careciendo de efectos académicos. Al igual que en Primaria, las administraciones educativas podrán hacerla con carácter censal.

Alumnos en el extranjero

En cuanto a los alumnos que están realizando este curso en el extranjero, Celaá dijo que «es preciso que esos alumnos sigan el curso donde se los ha acogido y que consigan certificar allí para que nosotros podamos convalidarlos. Si el centro no se hace cargo por lo que sea, henos puesto un teléfono para conocer el caso y ponernos en contacto con el centro correspondiente. El año pasado fueron casi 8.000». Educación establecerá sistemas específicos para homologar sus estudios, dado que la mayoría del alumnado está continuando las clases en la modalidad online.

En cuanto al retorno de profesores, Celaá dijo que están alineados con el Ministerio de Exteriores, y «el profesional que trabaja en el extranjero está en su domiiclio, tiene sus seguros allí, y hasta que desde Exteriores no haya una notificación de tipo general allí han de seguir».

Medidas para los alumnos de FP

La Conferencia de Educación ha aprobado también las medidas acordadas ayer en la Comisión de FP. Es decir, flexibilizar las prácticas en el centro de trabajo para superar el curso, ampliando el periodo establecido en el calendario escolar. Esta medida deberá coordinarse con las fechas de la EBAU para que todos los estudiantes que lo deseen puedan presentarse a la prueba de acceso a la universidad.

«La FP también tiene adaptabilidad y su evaluación se realizará con los mismos principios de opcionalidad», dijo Celaá. En cuanto a las prácticas o formación en centros de trabajo (FCT), se reducirá hasta los mínimos legales recogidos en la normativa básica, es decir 220 horas, y además de integrarlas en un módulo de proyecto en el caso de que no se puedan realizarse en el último trimestre en el ámbito empresarial. Esta medida afectará tanto a la FP básica, como a la de grado medio y grado superior.

En relación a las pruebas de acceso a la FP de grado medio o superior para quienes no cuenten con los requisitos académicos de acceso a estas enseñanzas, se ha acordado posponerlas lo que sea necesario, llegando incluso a la primera quincena de julio.

Configuración de las pruebas

La nueva configuración de las pruebas de EBAU atienden a los siguientes objetivos:

1. Que el alumnado no se vea perjudicado por no haber trabajado en clase algún bloque o bloques de contenido de alguna de las materias, y tenga la posibilidad de obtener la máxima puntuación teniendo en cuenta que el curso presencial se ha paralizado en el mes de marzo. El modelo nuevo incluye todo el temario porque a fecha 10 de marzo no todos los institutos han trabajado el mismo temario, debido a la autonomía que poseen los centros en cuanto a planificación didáctica. Algunos centros pueden haber avanzado más en unas asignaturas que en otras, por ejemplo. Además, durante el período de confinamiento del estado de alarma, hay que tener en cuenta barreras de tipo social (falta de tecnología, entorno no adecuado para el estudio, etc.) para avanzar en el temario y la importancia en este sentido de trabajar con un principio de equidad entre el alumnado que se enfrenta a la EBAU. La prueba, en consecuencia, incluirá todo el temario, pero cada estudiante podrá seleccionar un número de preguntas por bloque de composición amplia, para garantizar al 100% que versará sobre contenidos que hayan trabajado.

2. Que el modelo de prueba no se aleje de los modelos que las universidades han puesto a disposición del alumnado y el profesorado para el actual curso escolar 2019-2020, de forma que se contribuya a fomentar la calma ante una situación de incertidumbre sobrevenida.

3. Que el tiempo de lectura del modelo propuesto sea el mismo que el que se proponía hasta el momento, con el fin de que el tiempo destinado a la realización de la prueba sea el mismo sin que el alumnado se vea perjudicado por el cambio de propuesta.

4. Que la prueba se adapte al modelo propuesto en la Orden PCM/139/2020, de 17 de febrero, por la que se determinan las características, el diseño y el contenido de la evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, y las fechas máximas de realización y de resolución de los procedimientos de revisión de las calificaciones obtenidas en el curso 2019-2020.

Por último, el Ministerio de Universidades solicitará al Ministerio de Sanidad un protocolo sanitario de aplicación en los lugares donde se realicen las pruebas.

Acceder al DOCUMENTO en PDF 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario