Parchis
Actualidad Salud

España supera a China en fallecidos y se acerca a Italia

Graves imprevisiones del Gobierno ante el avance del coronavirus./Hospitales
coronavirus./Hospitales

La tragedia se multiplica ante la imprevisión del Gobierno de Sánchez y su indolencia en la toma de decisiones

Miércoles, 25 de marzo de 2020

A.Casañ.- De lo que ya nadie duda, excepto sus adláteres en el Ejecutivo, es que Sánchez debió haber reaccionado mucho antes en lugar de fomentar manifestaciones masivas de modo irresponsable. Con 3.434 fallecidos, España supera ya a China en muertes por coronavirus, según las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Sanidad, unos números que confirman que la expansión del COVID-19, sigue aparentemente fuera de control, a pesar del estado de alarma.

En un solo día han muerto un total de 738 personas, una cifra récord desde que comenzara la crisis sanitaria y muy superior a los 514 fallecidos del martes, que a su vez había sido cifra récord. El número de víctimas mortales ha crecido de un día para otro en un 27 por ciento, un ritmo que no muestra signos de desaceleración ninguno.

El Gobierno estuvo lanzando proclamas propagandísticas de aleccionamiento ideológico al ciudadano en lugar de observar prudencia. Ya en ese momento, ya algunos países formalizaban la compra de suministros médicos esenciales, equipos de protección sanitaria y medicamentos. Hoy España sufre trágicas carencias, y la consecuencia es que ya el 13 por ciento de los infectados son personal sanitario. Incluso empieza a haber plantes en algunos hospitales por la indefensión. Este Gobierno siempre ha ido a rebufo de los acontecimientos, pese a los largos y vacíos de contenido discursos de Sánchez.

En solo 24 horas, el país ha contabilizado casi 8.000 contagios. Exactamente, 7.937 personas han resultado infectadas entre martes y el miércoles. Es una cifra absoluta igualmente récord, que eleva el número de casos contabilizados a 47.610. Se trata de un incremento de un 20 por ciento diario, similar a los aumentos más duros de la última semana.

En Cataluña, otro ejemplo de gestión nefasta de la crisis sanitaria, se han duplicado los casos detectados desde el domingo, pasando de 4.704 a los 9.937 positivos confirmados hoy. Cataluña, que este miércoles ha visto crecer otro 26 por los contagios, el martes, por primera vez desde que comenzó la pandemia, fue la comunidad con más casos nuevos diagnosticados, incluso por encima de Madrid, con 1.937 contagios, aunque este miércoles Madrid, que sigue a la cabeza de toda España, se han computado 2.245 nuevos infectados.

Además, las trabas administrativas de Iglesias y su banda, han impedido más eficacia en el reparto de material imprescindible, que que ahora está siendo comprado a última hora y a un precio más caro. Una imprevisión inversamente proporcional a la cautela que tuvieron muchas multinacionales y empresas españolas, que sí se dotaron a tiempo de medios para mitigar la crisis. Hoy es el sector privado el que solidariamente ha puesto encima de la mesa instalaciones, donaciones, material sanitario y equipos de protección de modo altruista, por valor de casi mil millones de euros en global. También es ahora, atribuyéndose una imagen de víctima, es el propio Gobierno quien reconoce el caos logístico y organizativo, con a carestía de medios de protección en aumento, lo que deja al descubierto hasta qué se cometió una frivolidad de inicio que ahora cuesta vidas.

El único dato positivo llega del número de altas que, en un solo día, suma 1.573 casos. Nunca desde que comenzó la pandemia, España había dado de alta más de un millar de pacientes. Esta cifra supone un incremento diario de un 41 por ciento en el número de recuperados. El volumen de altas está siendo mirado muy de cerca por los epidemiólogos, porque cuando los curados diarios superen el número de contagiados la epidemia se considerará controlada.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario