Parchis
Actualidad ECONOMÍA

El BCE inyecta 750.000 millones para compra de deuda con el Pandemic Emergency Purchase Program

Sede del BCE en Fráncfort del Meno (Alemania)/BCE
Sede del BCE en Fráncfort del Meno (Alemania)/BCE

Puig anuncia medidas por valor de 97 millones de euros de apoyo a los autónomos y a la solvencia de las empresas ante la crisis del coronavirus

Jueves, 19 de marzo de 2020

Antonio Casañ.- Bajo el nombre de Pandemic Emergency Purchase Program (programa de compras de emergencia pandémica, en español), el BCE añade una importante suma a los 120.000 millones de euros anunciados el pasado jueves. La institución monetaria europea anunció ayer un programa de urgencia de compras de deuda valorado en más de 750.000 millones de euros y dirigido a acabar con la escalada de los intereses de la deuda de los países más afectados por la expansión del coronavirus, como Italia, y que “amenaza la correcta transmisión de la política monetaria”. Todas estas compras deben realizarse antes de que termine el año en curso.

Así, la entidad que preside Christine Lagarde ayudará a los mercados para adquirir más de 1,1 billones de euros repartidos entre deuda soberana y deuda corporativa. La institución se deja la puerta abierta a alargar las adquisiciones de bonos “hasta que juzgue que la crisis del coronavirus ha acabado”. Además, las compras de bonos soberanos se llevarán a cabo con flexibilidad total de forma que se pueda poner el foco sin miramientos sobre los países más afectados y que ofrece dar liquidez a la banca para mantener el flujo del crédito, con lo que espera recuperar la tendencia negativa de las Bolsas europeas.

La economista y abogada francesa Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo/BCE
La economista y abogada francesa Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo/BCE

En un comunicado emitido ayer miércole por la tarde, el BCE además añadía que “el consejo de Gobierno está completamente preparado para incrementar el tamaño de su programa de compras de deuda y su composición, cuanto sea necesario y hasta cuando se necesite”.

El programa añade también la compra de papel comercial de las empresas, es decir, deuda a corto plazo respaldada por derechos de cobro, algo que en la zona euro alcanza un volumen de más de 40.000 millones de euros. La Reserva Federal, entre otros bancos centrales, ya anunció la adquisición de este tipo de activos, cuyo mercado es mucho más grande en Estados Unidos.

Este nuevo programa mantendrá las limitaciones autoimpuestas en otras ocasiones, como la clave de capital o el límite por emisor. La primera hace referencia al reparto de las compras de deuda, que se lleva a cabo en función del capital que cada país aporta al BCE y que viene determinado a su vez por la población y el PIB de cada Estado. La segunda, que genera más controversia, es la restricción a comprar más del 33 por ciento de toda deuda de un mismo país para evitar tener posiciones de bloqueo en materia de posibles reestructuraciones.

97 millones para los autónomos

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado que el Consell pondrá en marcha un primer paquete de medidas por importe de 97 millones de euros de apoyo a los autónomos y a la solvencia de las empresas ante la crisis del coronavirus. Estas actuaciones, en las que ya trabajan las conselleries de Hacienda y Economía, se llevarán a cabo con la coordinación del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) y la participación de los agentes sociales, según un comunicado de la Generalitat

Así y a través del IVF, la Generalitat articulará una línea de 40 millones ampliables en créditos participativos para mejorar la solvencia de las empresas y que puedan solicitar préstamos a los bancos con el aval del 50 por ciento del Gobierno de España, tal y como anunció este martes el presidente del Ejecutivo central. Los créditos participativos del IVF computarán como capital de las empresas. El banco público dará una carencia de tres años a estos préstamos, que serán a 10 años, para garantizar la recuperación de las empresas.

Para Puig, “el objetivo es que no se destruya empleo”, que se proporcione liquidez a las empresas y se facilite, por parte del IVF, “el instrumento más potente que tiene la Generalitat”, que el empresariado valenciano con problemas por la crisis del coronavirus se pueda acoger a estos créditos.

Además, el presidente señaló también que la Generalitat, a través de la Conselleria de Economía, habilitará un línea por importe de 57 millones de euros, “para actuar a favor de los autónomos, en coordinación con el IVF y con los agentes económicos y sociales”. Se trata, destacó Puig , de que “nadie quede al margen”, de que “ningún autónomo se tenga que dejar su actividad”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario