Parchis
Opinión

Los políticos deben reducirse el sueldo

Sanchez y Calvo en el Congreso/archivo int
Sanchez y Calvo en el Congreso/archivo int

Vicente Torres

15-03-2020

No se le puede decir a la gente que cierre su negocio, del cual muchas veces vive en precario, sin saber hasta cuando, mientras quienes lo ordenan viven tan ricamente a costa de sus impuestos.

Se da la circunstancia, además, de que la clase política, al menos la dirigente, no ha reaccionado ante la grave amenaza vírica hasta que no ha habido más remedio.

Vienen tiempos de mucha miseria y mucha hambre. Se van a destruir muchos puestos de trabajo y los recortes que se adivina que se van a dar serán grandes. España ya no se va a poder permitir el lujo de tener una Administración hipertrofiada.

Para compensar la tardanza en actuar contra el virus que vino de China, habría que anticiparse a los tiempos futuros y suprimir de la Administración Pública todo lo que no sea absolutamente indispensable para el buen funcionamiento del Estado. Hay que aligerar la carga de los contribuyentes, que tampoco van a ser muchos durante una buena temporada. Todo el dinero de los impuestos debería gastarse, a partir de ahora, en asuntos que reporten algún beneficio a los ciudadanos.

Lo de los coches oficiales, los Falcones y demás, debería considerarse a partir de ahora con mucha prudencia. Así como las mariscadas y las subvenciones a la prensa y a los sindicatos. Que vivan unos de las cuotas de sus suscriptores y otros de las de sus afiliados.

Es inmoral que en esta situación, a resultas de la cual mucha gente no podrá ni comer, que se paguen sueldos, a veces muy altos, a enchufados y propagandistas.

La clase política debe dar ejemplo a la población y a partir de ahora optar por la austeridad, pero no para recetarla a los demás, como les gusta hacer, sino para sí mismos. El gasto público debería reducirse, como mínimo, a la mitad. Pero seguramente se podría reducir más sin que el Estado dejara de funcionar.

print

1 Comment

Haga clic aquí para publicar un comentario