Parchis
Actualidad Salud

Estado de alarma: confinamiento de ciudadanos, restricciones de movilidad y toda la sanidad al servicio público

Pedro Sánchez comparece para explicar la declaración de estado de alarma/Rtve
Pedro Sánchez comparece para explicar la declaración de estado de alarma/Rtve

El último balance del coronavirus COVID-19 en España es de más de 6000 contagiados y 195 muertos

Sábado, 14 de marzo de 2020

Antonio Casañ.- España ha vivido este sábado su primera jornada de cierre de negocios con problemas en algunos puntos de Madrid donde no se han seguido las recomendaciones, lo que ha provocado el cierre de parques por la aglomeración y una nueva llamada a la responsabilidad. Al igual que las Fallas y La Magdalena, las celebraciones y procesiones de Semana Santa han quedado suspendidas en numerosas ciudades.

Tras un largo e intenso debate después del Consejo de Ministros extraordinario celebrado esta mañana, el Gobierno ha decretado el estado de alarma durante 15 días en todo el país y que entrará en vigor esta misma noche. “Vamos a dar una respuesta conjunta, con el Gobierno de España liderando al resto de las Administraciones para dar una respuesta común”, ha manifestado el presidente Sánchez durante su comparecencia ante las cámaras de televisión, a las 9 de la noche.

Durante la vigencia del estado de alarma, los integrantes de los Cuerpos y Fuerzas y Seguridad del Estado y los cuerpos de las policías autonómicas y locales quedarán bajo las órdenes del Ministerio del Interior. Sánchez ha comenzado su intervención diciendo que «España se enfrenta a una pandemia que es mundial, una crisis sanitaria y social».

Para garantizar el suministro de bienes y servicios necesarios para la protección de la salud pública, el ministro de Sanidad tendrá facultad para «intervenir y ocupar transitoriamente industrias, fábricas, talleres, explotaciones o locales de cualquier naturaleza, incluidos los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada, así como la industria farmacéutica».

Todas las medidas de este decreto entrarán en vigor de inmediato, en cuanto se produzca su publicación en el Boletín Oficial del Estado, salvo aquellas referidas a la limitación de la libre circulación de personas, que entrarán en vigor a partir del lunes 16 de marzo a las 8 de la mañana.

Salir de casa

Durante la vigencia del estado de alarma las personas solo podrán circular por la calle para comprar alimentos, productos de farmacia y de primera necesidad; para acudir a los centros sanitarios; para desplazarse al trabajo, para el retorno al hogar, para atender a mayores y personas vulnerables, y para acudir a bancos o aseguradoras, ha enumerado el jefe del Ejecutivo.

En este marco excepcional, «los agentes de la autoridad podrán practicar las comprobaciones en las personas, bienes, vehículos, locales y establecimientos que sean necesarias para comprobar y, en su caso, impedir que se lleven a cabo los servicios y actividades suspendidas en este Real Decreto». Además, para que estas estrictas medidas las autoridades competentes podrán requerir la actuación de las Fuerzas Armadas.

El decreto de estado de alarma limita desde esta noche los desplazamientos a los casos de fuerza mayor y, para los permitidos, se establece que habrá que evitar aglomeraciones y que debe mantenerse una «distancia de seguridad de al menos un metro» para evitar el contagio.

Todas las Autoridades civiles de la Administraciones Públicas del territorio nacional, y en particular las sanitarias, así como los demás funcionarios y trabajadores al servicio de las mismas, quedarán bajo las órdenes directas del Ministro de Sanidad en cuanto sea necesario para la protección de personas, bienes y lugares, pudiendo imponerles servicios extraordinarios por su duración o por su naturaleza.

El Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, queda habilitado para dictar los acuerdos, resoluciones y disposiciones que, en la esfera específica de su actuación, sean necesarios para garantizar los servicios de movilidad, ordinarios o extraordinarios, en orden a la protección de personas, bienes y lugares. Los ministros de Defensa, Interior, Transportes y Sanidad serán las autoridades competentes para la aplicación de las medidas contempladas en el estado de alarma.

«Nuestro sistema de Sanidad Público es nuestro mayor escudo contra la enfermedad», ha dicho el presidente del Gobierno, que ha concluido con unas palabras de agradecimiento a todo el personal sanitario, que ha hecho extensivas a todas las autoridades y a los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas, a la comunidad científica, al mundo de la cultura (?), a los medios de comunicación, a los donantes de sangre y a los cuidadores de la población más vulnerable.

Cierre comercial

Las autoridades competentes adoptarán las medidas necesarias para garantizar «el abastecimiento alimentario en los lugares de consumo y el funcionamiento de los servicios de los centros de producción, permitiendo la distribución de alimentos desde el origen hasta los establecimientos comerciales de venta al consumidor, incluyendo almacenes, centros logísticos y mercados en destino». Además el Gobierno «podrá acordar la intervención de empresas o servicios, así como la movilización de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de las Fuerzas Armadas» para garantizar el correcto suministro alimentario.

Los aproximadamente 315.000 establecimientos de restauración y hostelería que hay en España cerrarán sus puertas los próximos quince días, dentro de las medidas del estado de alarma decretado este sábado por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus.

«El impacto económico va a ser grande», ha advertido Sánchez. «Mucha gente va a verse damnificada como consecuencia de estas medidas», ha lamentado el presidente del Gobierno, que ha añadido que «el Ejecutivo va a hacer todo lo que esté en su mano para amortiguar esos efectos».

Con respecto a la asistencia a los lugares de culto y las ceremonias civiles y religiosas, «incluidas las fúnebres», ha explicado el presidente del Gobierno, «se condicionan a la adopción de medidas organizativas» que eviten las aglomeraciones «de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de al menos un metro».

Cualquier español que haya salido del país y que tenga domicilio en España puede regresar sin ningún problema, y al llegar a su domicilio tendrá que someterse a las restricciones de movilidad y de uso del espacio público», ha señalado Sánchez.

Educación

En el ámbito educativo van a quedar suspendidas todas las actividades presenciales en todas las etapas educativas. También se limita la permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida, que según el decreto «deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad, quedando suspendida la posibilidad de consumo de productos en los propios establecimientos».

Se suspende además la apertura al público de los locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos, las instalaciones culturales y artísticas y las actividades deportivas y de ocio. También las actividades de hostelería y restauración. Las cafeterías y restaurantes permanecerán cerrados al público, pero podrán prestar exclusivamente servicios de entrega a domicilio. Quedan suspendidas asimismo las verbenas, desfiles y fiestas populares.

El último balance del coronavirus COVID-19 en España es de más de 6000 contagiados y 195 muertos.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario