Parchis
Opinión

Echenique, Otero y otras gentes del montón

Julia Otero/Img. El Diestro

Vicente Torres

07-03-2020

Han puesto en boca de Echenique: «Parece que cuando mujeres prestigiosas redactan una ley hace falta que venga un machote a explicar las cosas». No me cabe ninguna duda de que sí que lo ha dicho por el servilismo que hay en la frase y por su intencionalidad ofensiva, en línea con la expresada por el líder máximo de su partido. Lo que ignoro es si la frase es literal o tiene alguna palabra cambiada.

Lo de las mujeres prestigiosas es cierto si el prestigio se refiere a los campos de la grosería y la inepcia, en los que no tienen rival.

Este sujeto tan deplorable, Echenique, vino, en mala hora, de Argentina, lugar del que también procede Cayetana, que, al menos, no se siente obligada a hacer la pelota a nadie y cuando habla demuestra que tiene talento y sensatez. No es preciso estar de acuerdo con ella para reconocerle estas cualidades, patentes cuando afirma que la actitud del macho alfa (alfalfa para muchos) de salir a defender a su compañera es humillante para ésta.

De Cayetana, por cierto, estaban trazando el perfil psiquiátrico unas tertulianas en la radio de Otero, de lo que me he enterado porque lo ha dicho alguien en Twitter, lo digo para que nadie vaya a pensar que escucho ese programa. Esas tertulianas, que a saber quienes serán, equivocaron el tiro, sin duda, porque teniendo a Otero a mano, cuyo perfil psiquiátrico debe de ser la mar de interesante, van a gastar el tiempo con otra que, en cualquier caso, mantiene la cabeza sobre los hombros.

Vivimos tiempos en que todo lo que se salga del pensamiento único es denostado, zaherido y mortificado. Nos espera la cárcel, amigos. Y si los carceleros que hemos de tener son Echenique u Otero hay que reconocer que es mucho mejor la guillotina.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario