Parchis
Educacion

La ‘Ley Celaá’ de adoctrinamiento, contra la concertada, Religión y el castellano

Isabel Celaá; archivo/Rtve
Isabel Celaá; archivo/Rtve

La titular de Educación tiene previsto llevar este martes al Consejo de Ministros la “Lomloe”, que derogará la “Ley Wert”, sin pasar por el filtro del Consejo Escolar del Estado

Lunes, 02 de marzo de 2020

Antonio Casañ.- La ministra de Educación Isabel Celaá aseguró hace unas semanas que la nueva ley de Educación sería la primera en aprobarse por el Gobierno de Sánchez. Y así parece que va a ser porque mañana martes presenta la “Lomloe” en Consejo de Ministros y que derogará la Lomce, la ley del Partido Popular también conocida como “Ley Wert”.

Una ley que ataca abiertamente a la Educación concertada, a la asignatura de Religión y al castellano. A la asignatura de Religión por ejemplo, la deja fuera del listado de asignaturas de Primaria, ESO y Bachillerato (la Lomce la incluía como específica en los dos primeros niveles y a escoger en el tercero). Suprime el artículo que permitía que la asignatura computara en la nota media del alumno. Elimina el apartado que dejaba la determinación sobre el currículo y los libros de texto a las autoridades religiosas.

Además, el gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, de acuerdo con su documento “Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España”, establece que, como lo ha sido con la LOE y la LOMCE, la asignatura será de oferta obligatoria para los centros y voluntaria para los alumnos, lo que implica que aquel alumno que decida no estudiar Religión no tendrá que elegir otra en su lugar, (asignatura espejo) por lo que quien no la curse podrá irse al recreo o a casa.

La concertada

La nueva ley elimina del artículo 109.2 de la Lomce la alusión a la “demanda social”, es decir, que las plazas en los centros públicos y concertados variarán en función de lo que pidan los padres. Celaá argumentó en su día que ese criterio es un “eufemismo para propiciar que la escuela pública pueda ser considerada subsidiaria de la concertada”. Sigue manteniendo la incorporación al Consejo Escolar de un comisario político, es decir, “un representante del Ayuntamiento” que, como denunció Escuelas Católicas, contraviene los derechos y libertades de padres y titulares, obviando el carácter complementario de la enseñanza concertada en la prestación del servicio público y social de la educación, que reconoció la propia LOE en 2006.

El español

En cuanto al castellano, la nueva ley recoge que corresponde a las “administraciones educativas (en nuestro caso a la Generalitat) aplicar los instrumentos de verificación, análisis y control propios del sistema educativo y promover la realización de análisis por parte de los centros, de modo que se garantice que los alumnos de esta comunidad alcanzan la competencia en el grado requerido en lengua castellana” e “impulsando la adopción de las medidas necesarias para compensar las carencias que puedan existir en cualquiera de las lenguas”.

Asignaturas pendientes en Bachillerato

El texto de la llamada “Ley Celaá” permite la obtención del título de Bachillerato con una asignatura suspensa o la posibilidad de realizarse esta etapa en tres cursos en lugar de los dos como se ha hecho hasta ahora. Esto significa que los alumnos pueden pasar de 1º a 2º con más de dos asignaturas suspensas en lugar de repetir. En 2º se cursarían las suspensas más las de este curso. En un hipotético 3º curso, se matricularían de las pendientes el curso anterior.

Admisión

La nueva redacción del Artículo 87 de la LOE, que permitirá a las Administraciones educativas establecer proporciones equilibradas de alumnos según su tipología (discapacidad, inmigración, situación socioeconómica desfavorable, etc), puede suponer en la práctica que las Comunidades modifiquen su normativa sobre admisión de alumnos, restringiendo los derechos de los padres a elegir tipo de centro y la puesta en práctica de procesos centralizados unilaterales en manos de los gobiernos autonómicos. Algo que ya esta pasando en el departamento de Marzà, aunque con la respuesta contundente por el momento de los Tribunales de Justicia.

Adoctrinamiento

La asignatura ‘Valores Culturales y Éticos’, tanto en el primer ciclo (1, 2 y 3) como en el segundo (4), en la nueva Lomloe solo da una opción (Educación en Valores cívicos y éticos) que los alumnos cursarían en 5º o 6º de primaria o en alguno de los 4 cursos de ESO de forma obligatoria. Esta asignatura es similar a Educación para la Ciudadanía, instaurada en la LOE de 2006 que generó rechazo por su configuración como obligatoria y el pronunciamiento jurisprudencial sobre la objeción de conciencia escolar y por la que Vox intenta implantar el llamado “pin parental”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario