Parchis
Opinión

Váyase, señor Abolas

JL Ábalos, Senado/Img.EC

Francisco Mares

28-02-2020

La agencia de colocación que es el Psoe, un entramado que actúa sectariamente sobre todo en sectores como la política, el periodismo y la enseñanza (los más propensos al adoctrina- miento), tiene a su principal exponente (ex ponente porque le queda poco para exponer como ponente en el congreso) en el ministro de fomiento, burladeros.

Ha sido otra semana embarazosa para el cada vez más inflado de gases ministro de maletas y trolers que ha vuelto a demostrar su incapacidad, -no de panza-, cuando no tiene un comunicado al dictado. La intervención del pasado jueves discurrió otra vez entre el bochorno y los aplausos de conmiseración y resignación de los suyos. Ya le pasó lo mismo en la anterior cogida, al utilizar el argumento que le echábamos a él de que la alcurnia del origen marca dando muestras del suyo, rancio y casposo, de cuartelillo y coso, al reprochar la nobleza pija de Cayetana Álvarez de Toledo.

Argumentos prestados y sin fundamento recortados para la ocasión y falta de recursos y profundidad, han sido las respuestas de Josulin ante sus banderilleros, aunque hay que tener en cuenta que esta vez tuvo que lidiar nada menos que con el cordobés Andrés Lorite. Hay que ser tarugo para defenderse acusando al PP de ser lo que a él le dicen. El 11 M benefició a Zp y precisamente por mentir, el PP dejó el gobierno al psoe (los partidos de cofradía y compinches de colegio y convento se escriben con minúsculas). Con este argumento el ministro está abogando porque todos, y él incluido, deberían hacer lo mismo. La estupidez al poder. Algo más hábil, Sánchez respondió a la pregunta de quién tuvo la responsabilidad del saludo, encuentro o reunión lavándose las manos y desmarcándose de las bolas y trolas al afirmar que la decisión la tomó su ministro.

Los diarios digitales, como no, los oficialistas vendidos a los arcángeles de la democracia, han seguido la senda caricaturesca y de juegos de palabras en clave cinematográfica y por ejemplo, José Alejandro Vara en Voz Populi ha titulado jugando con el etimo de torero, ‘Ábalos, trolero, tienes que irte’ (18-2-2020).Vara, dando bien la vara, califica a los medios que han desviado la atención, y que aquí llamamos prostituidos, de ‘acomodaticios y orgánicos’.

El Español ha seguido la senda de la caspa, relacionando lo trolero con lo trilero. Martín Espinosa ha titulado ‘Abalos, el brazo tonto del gobierno’ (22-2-2020). El artículo incide en la pinta del ministro como correlato de su alcurnia y de sus modales. Se le compara con el gordinflón José Luis Torrente. La caricatura da en el clavo no sólo en la panza, sino propiamente en el nombre y origen del personaje así como en su vinculación parapolicial. Incluso da claves de parodia de alto voltaje pues lo compara con la tercera entrega, donde José Luis Torrente es elegido como protector de los derechos del medio ambiente amenazado por sus contrarios y en especial por un activismo o personaje muy peligroso. Y nos subraya en negro el artículo, extendiendo la caricatura a la incompetencia y a su utilización por otros de más alta alcurnia: ‘Pero claro, Torrente no había sido seleccionado para el puesto precisamente por su profesionalidad e inteligencia, si no que había sido seleccionado justamente, porque su incompetencia garantizaba que la citada activista sería eliminada’. Según Espinosa (no de los Monteros) el ministro fue seleccionado para comerse el marrón para por su ‘acreditada incompetencia, liar más la situación’. El artículo se pregunta quién es el sociolisto, el listo dice el artículo, que seleccionó al incompetente Abalos y al ‘imbecil’ de Zp (palabras textuales ) para que no fuera Sánchez el que recibiera, encontrara o saludara a la dulce Delcy (falla el artículo al tildar a Delcy de fea, pues ninguna mujer lo es vista con buenos ojos, dejándose llevar por el exceso de caricatura) . El artículo del diario dirigido por Pedro J. utiliza el método de recomendar una película al estilo de su director, que tras ser citado en estas páginas acudió a la sexta noche y recomendó en un guiño El sirviente de Losey. En esta ocasión el artículo acude a la saga de Segura y se pone a Ábalos y Zp de tontos de una hipotética sexta parte de Torrente donde como malo o listo de la peli, se propone a Pablo Iglesias.

Juan Antonio Puglisi en Periodismo digital utiliza la imagen de la arremetida de Ábalos a los medios con un artículo titulado ‘Ábalos contra las cuerdas: Un segundo juez ve un presunto delito de prevaricación en el casi Delcygate’ (22-2-2020)

Entre los medios de alcurnia, incluso afines, más o menos, al gobierno central como el diario valenciano Levante, en un lenguaje muy futbolero, se han sumado a como Sánchez ha pasado la pelota o las bolas y a lo caricaturesco para señalar la cortedad de miras y movimientos, que no de panza y carrillos a punto de echar gases, del ministro de Sánchez, al que en un principio se opuso Ximo Puig. Aquí todo el mundo saca tajada y aprovecha la ocasión para servir a sus intereses que llaman noblemente periodismo, cultura o educación. Nadie se había dado cuenta de que el bolero solo tenía capacidad en su panza. Nadie excepto los que lo seleccionaron para el cargo de peso.

Hasta Carlos Latre ha sacado tajada en El hormiguero mientras en la sexta (minúscula de cofradía) se insulta al cofrade sin pasarse en este caso de la raya con un humor bien diferente al de su oposición.

No siendo, por alcurnia, tan finos como Aznar, que pidió al que podría ser el listo de la película que se fuera tratándolo de usted y de señor, hay que decirle simplemente a este boludo y en el lenguaje autóctono de Cayetana Álvarez de Toledo: vete abolas y llévate consigo a toda tu pandilla de colocados en la política y en los medios de intoxicación.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario