Educacion

Educación niega que no se aplique la exención del valenciano en zonas castellano parlantes

El conseller de Educación Vicent Marzà, y el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miquel Soler, presentando los ejes del proceso de participación para elaborar la Ley Integral Valenciana de Educación (LIVE)/GVA

«La realidad social de los valencianos es que el 96% sabe castellano, el 30% valenciano y solo el 6% inglés»

Miércoles, 26 de febrero de 2020

A.Casañ.- Según el secretario autonómico de Educación, Miquel Soler, «el 92% de los profesores que dan clase en la Comunitat están capacitados en valenciano y el 27-28% en inglés», un porcentaje que la conselleria de Educación quiere aumentar para seguir con la aplicación de la Ley de Plurilingüismo en los niveles superiores, porque «no hay ningún problema con la capacitación».

Soler ha hecho estas manifestaciones en la comisión de Educación de Les Corts, en una comparecencia solicitada por PP y Cs al conseller, Vicent Marzà (Compromís), tras dos años de aplicación de la ley y su imposición a Secundaria, Bachillerato, FP y adultos a partir de 2020-2021. La implantación del inglés será progresiva hasta que en el curso 2026-2027 llegue al 25% y se exija a los docentes un nivel C1 y no solo el B2 como actualmente.

La Ley de Plurilingüismo persigue aumentar estas cifras para «el desarrollo personal y profesional de los alumnos» y que «no tengan que estudiar de mayores lo que podrían haber aprendido con tres o cuatro años». «Algunos estamos convencidos de que lo conseguiremos», ha destacado Soler.

Por todo ello, la conselleria apuesta por seguir con la formación del profesorado tras el incremento de la capacitación en inglés: del 4% en 2015 al 27-28% en 2018, aunque «hay que aumentarlo más, indudablemente». El porcentaje de docentes preparados para dar clase en valenciano como lengua vehicular llega este curso al 98% en Infantil y Primaria y al 89% en Secundaria, con una media del 92%.

«Nosotros sí nos fiamos del profesorado», ha esgrimido el secretario autonómico ante las críticas por el reparto de horas, lamentando que la oposición quiere «dar miedo a la población». Ha asegurado que la Generalitat respeta el mínimo del 25% para lenguas oficiales que dictó el Tribunal Supremo, mientras «(Alejandro) Font de Mora –exconseller del PP–  y (Inés) Arrimadas –líder de Cs–propusieron un 33% para cada lengua». «Eso sí que es imposición lingüística», ha enfatizado.

Educación estudia ahora los planes experimentales elaborados de estos centros para la aplicación del plurilingüismo en Secundaria. La ley tuvo así en cuenta que «la Comunitat es muy diferente en la lengua materna de cada comarca», por lo que optó porque los consejos escolares fueran los que decidieran el reparto «siempre respetando el mínimo».

Miquel Soler, secretario autonómico de Educación/GVA
Miquel Soler, secretario autonómico de Educación/GVA

«Sin problemas de exención»

Respecto a la exención del valenciano, el responsable de Educación ha hecho hincapié en que «no pasa absolutamente nada y continúa vigente» como establece la Llei d’Ús i Ensenyament del Valencià de 1983, con lo que «todas las familias que cumplan los requisitos pueden continuar pidiéndola». «No hay nada en la Ley de Plurilingüismo sobre la supresión de la exención del valenciano», ha subrayado.

En cifras, la exención del valenciano en zonas castellanoparlantes «ha pasado del 21% en Secundaria en 2014-2015 al 10,1% en 2018-2019», mientras en Primaria se mantiene estable en torno al 2% y en Bachillerato «evidentemente se pide por motivos que no tienen que ver con la lengua, para tener una asignatura menos en la PAU», por lo que es algo que «el Ministerio debe analizar» de cara a las próximas pruebas de acceso. En las valencianoparlantes, en cambio, «no llega al 1% en todos los niveles».

Soler ha recordado la reunión que mantuvieron Marzà y él con una treintena de directores de la Vega Baja y ha resaltado que la capacitación de los profesores que dan clase en esta comarca alicantina roza el 91% en valenciano en Infantil y Primaria y supera la media de la Comunitat en inglés.

«Chapuza»

El PP por su parte, tachó de «chapuza tras chapuza» la política educativa del Consell, «a golpe de improvisación» y augura que la situación se «desbordará» con el plurilingüismo en Bachillerato». «Cojan el toro por los cuernos, ¿tienen miedo de perder en los tribunales?», ha retado la ‘popular’ Beatriz Gascó.

«Es una ley parida en la UCI, un café para todos», ha criticado Merche Ventura (Cs), lamentando que «hay padres y profesores en pie de guerra» tras la protesta en Orihuela donde «salieron a la calle más de 27.000 personas». Y Vox, que «los valencianos han visto arrebatados sus derechos y el español seguirá desapareciendo», como ha alertado Llanos Massó.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario