Parchis
Gastronomía

Como conservar un pan sano y con todas sus propiedades

Gremio de Panaderos y Pasteleros de Valencia/img
Gremio de Panaderos y Pasteleros de Valencia/img

El pan integral resulta mucho más nutritivo y aconsejable para la salud, reduce el riesgo de enfermedad coronaria, de diabetes y de cáncer colorrectal Martes, 25 de febrero de 2020

informaValencia.com.- En comparación con el pan blanco, el pan integral resulta mucho más nutritivo y aconsejable para la salud. El consumo de cereales integrales produce varios beneficios para la salud, entre ellos, reduce el riesgo de enfermedad coronaria, de diabetes y de cáncer colorrectal. El pan integral contiene menores cantidades de azúcares que el pan blanco, y mayores concentraciones de proteínas y fibra, que facilitan la digestión y reducen el sobrepeso. Además, es rico en nutrientes fundamentales como el manganeso y selenio, que son esenciales para una dieta equilibrada.

El pan es uno de los alimentos fundamentales de la dieta en España y en gran parte del mundo. Un alimento elaborado a partir de una masa de harina y agua, que puede ser elaborado con los granos de muchos cereales distintos. Un sencillo plato que lleva formando parte de la dieta en gran parte del mundo desde hace milenios, y que tiene un valor gastronómico indiscutible.

Es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. La prueba más antigua de elaboración de pan data de hace 14.000 años y fue encontrada en un yacimiento de la cultura natufiense, que vivió en la zona que hoy ocupan Israel, Palestina, Jordania y Líbano. El pan formaba parte de la dieta romana, y era la base fundamental de la dieta medieval en gran parte de Europa, por la relativa abundancia de cereales frente a la escasez de otros alimentos, como la fruta, el pescado o la carne.

El pan, bajo el foco por su perfil nutricional

En comparación con otros alimentos de origen vegetal, en especial las frutas y las verduras, el pan tiene una cantidad relativamente baja de nutrientes esenciales. Este alimento contiene una cantidad relativamente alta de calorías, especialmente de hidratos de carbono, mientras que sus cantidades de proteínas, grasas, vitaminas, fibra y minerales son relativamente bajas, sobre todo si hablamos de pan blanco, elaborado a partir de harina refinada.

25 gramos de pan blanco contienen:

-67 kilocalorías
-Grasas: 1 gramo
-Hidratos de carbono: 13 gramos
-Proteínas: 2 gramos
-Fibra: 0,6 gramos

Los alimentos altos en hidratos de carbono pueden resultar perjudiciales para la salud, ya que el cuerpo transforma estos hidratos de carbono en glucosa, provocando aumentos en los niveles de sangre. Por eso, las dietas altas en hidratos de carbono pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y problemas cardiacos.

Además, la mayoría de los panes contienen gluten, por lo que pueden causar problemas a las personas que padecen celiaquía.

Cómo conservar el pan adecuadamente  

Uno de los principales problemas con el pan fresco es lo rápido que se deteriora. Para intentar alargar al máximo su vida útil, es importante seguir una serie de recomendaciones.

  • Conservar el pan fuera del frigorífico: El almidón, uno de los componentes del pan, se deteriora muy rápido en temperaturas más bajas de ocho grados. Este deterioro es lo que provoca que el pan se pinga blando.
  • No cortarlo demasiado pronto: Una vez queda expuesta al aire, la miga del pan se deteriora rápidamente, resecándose en poco tiempo. Por eso es importante no cortar más pan del que se vaya a consumir.
  • Congelar el pan: Si no se va a consumir el pan, lo ideal es congelarlo. Es la mejor manera de ralentizar su deterioro, ya que una vez congelado puede permanecer varios meses sin perder sus propiedades.

El peor error que cometes al conservar el pan

Pero sin duda, si hay un error que puede perjudicar la conservación del pan es dejarlo en una bolsa de plástico. El pan se debe conservar en una bolsa de tela o panera, o en su defecto, en una bolsa de papel. Este tipo de envoltorios protegen al pan de un deterioro rápido y a la vez evitan que tenga demasiada humedad.

El plástico dificulta la circulación del aire y facilita la aparición de mohos y hongos perjudiciales para la salud y que pueden pasar desapercibidos al ojo humano.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario