Parchis
Educacion

Les Corts rechazan el pin parental con el voto de PP y Ciudadanos

Los diputados de Ciudadanos han colocado una bandera LGTBI en su bancada de Les Corts./Twitter
Los diputados de Ciudadanos han colocado una bandera LGTBI en su bancada de Les Corts./Twitter

Vox no encuentra apoyos en los partidos de centro derecha y Compromís califica la medida como “una mierda”

Miércoles, 19 de febrero de 2020

A.Casañ.- Partido Popular y Ciudadanos han votado este miércoles en Les Corts en contra del pin parental que propone Vox sobre el consentimiento expreso de los padres o tutores para cualquier actividad complementaria en los colegios con contenido de valores éticos, morales, sociales o cívicos. O lo que es lo mismo, ambas formaciones apoyan que los menores participen en los centros “en actividades con un marcado carácter ideológico” ya sea “a través de contenidos curriculares en distintas asignaturas, como en talleres, charlas y actividades extraescolares en general”, que es el contenido de la medida del partido de Abascal.

Así, PSPV, PP, Ciudadanos, Compromís y Unidas Podemos han rechazado la propuesta con argumentaciones contundentes como “es una mierda” (Fran Ferri, de Compromís), “pseudopolítica” (Carlos Gracia, de Ciudadanos), “completamente inviable” (Beatriz Gascó, del PP) o “problema que no existe” (Ana Besalduch, del PSPV-PSOE). Cristina Cabedo de Unidas Podemos ha considerado “bochornoso” debatir esta propuesta.

Mientras, el portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha asegurado que el ‘pin parental’ “es una mierda” y ha proclamado nombres de “víctimas de la ‘LGTBIfobia'” para asegurar que “a Vox le importan bien poco los suicidios de niños y niñas”. “Mientras tiran esta mierda sobre la educación no hablan de su agenda oculta; una estrategia miserable con la que tratan de tapar sus vergüenzas”, ha asegurado Ferri, a lo que la diputada de Vox para Educación, Llanos Massó ha contestado que no pensaba “bajar al barro para replicar estos insultos”.

También en línea con Ferri, Cabedo ha reiterado que “las escuelas deben ser el motor para prevenir esto” (en referencia al último caso de violencia machista de Moraira), y se ha dirigido a Vox en el término de que “dios nos hizo sexuados”.


El pin parental demanda que las direcciones de los colegios han de informar previamente a las familias, a través de una autorización expresa, sobre cualquiera de estas actividades que afecten a “cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivas para la conciencia y la intimidad de los hijos”

La portavoz de Educación del PP, Beatriz Gascó, cree que es una medida “completamente inviable” que el Gobierno de Pedro Sánchez “utiliza para tapar sus escándalos” y le ha pedido a Vox que “no utilice la ley a su antojo como Carles Puigdemont, no dé “lecciones de moral”, además de añadir que no “se debe banalizar el adoctrinamiento, que es un problema muy serio”, ha señalado. “Lo que proponen es una objeción de conciencia, sean coherentes y no se lo pongan tan fácil. El riesgo para la libertad son Marzà y (Isabel) Celaá -ministra de Educación-“, ha destacado Gascó, a lo que Massó ha contestado cargando contra el PP por “hablar de moral cuando entregó el valenciano para convertirlo en un dialecto del catalán”.

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Gracia ha rechazado “una pseudopolítica que produce vergüenza” y un debate “interesado y artificial” con el que Vox “solo pretende hacer ruido y crispación en los medios de comunicación”. “Ni los profesores son enemigos ni los hijos pertenecen al Estado”, ha recalcado, criticando la “imposición lingüística en la Vega Baja (Alicante)” y h añadido que “contra el adoctrinamiento se lucha con la Constitución; este es nuestro ‘pin parental'”, ha reivindicado el diputado ‘naranja’ con un ejemplar de la Constitución en la mano.

Por último, de nuevo Llanos Massó ha explicado que lo que pretende su formación es que los padres valencianos “tengan la obligación de procurar lo mejor a sus hijos para que no sean el caldo de cultivo del proyecto de ingeniería social de la izquierda, protegiéndolos de discursos ideológicos y sectarios”. “El calado mediático de nuestra propuesta demuestra lo inquieta que está la izquierda con su supremacismo cultural”, ha resaltado y ha terminado denunciando “la vergüenza de niños que se han visto obligados a simular una felación en un centro escolar”.

Asimismo, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, se ha desplazado a Valencia para realizar una comparecencia ante los medios sobre esta cuestión y presenciar posteriormente el pleno. En ella ha denunciado el “adoctrinamiento del pancatalanismo» y ha instado al PP y Ciudadanos a «ponerse del lado de la libertad”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario