Parchis
Opinión

Fuera llueve. Dentro también

Img. Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

17-02-2020

Están buceando las ganas de quererte entre las olas del miedo que me da cometer otro error. Nadar entre tus señales no se me da tan bien como a ti besarme las dudas. Igual me ahogo y me tiene que rescatar tu boca. Mojada también de lluvia, empapada de felicidad. He saltado los charcos de tus lágrimas para enseñarte que hay que amar las heridas del alma hasta que sanen. Pero otra vez me lleno de tormentas y veo nubarrones negros en una historia que comenzó con arcoíris.

Los principios son la cosa más embustera del mundo, te enseñan un par de fotos de cómo será tu futuro si lo empiezas, pero nunca te dicen que a veces acaba demasiado pronto. Y entonces rompes las fotos o las tiras al mar, para que se llene de agua salada la sonrisa en ruinas de los momentos felices. Esa que ya no está.

Tu cama puede ser la balsa en la que navegan las lágrimas de un desamor de domingo. El que viene después de que naufraguen tus expectativas de la noche del sábado.

El océano que cabe en dos copas… Y… le quiero aunque se me encharque el corazón ¿para qué mentirte hoy? que es sábado!!! ya fingiré el lunes que sólo eres pasado, y por eso, yo no me caigo, yo me lanzo por una pendiente y hago piruetas en sus ojos llenos de amor. Ya me arrepentiré mañana, que es domingo, pero hoy voy a dejar que me quieras, aunque sea mentira, y, voy a hacer como que te quiero, aunque sea la verdad más grande de mi vida. Tres, dos, uno…las luces de los faros que anuncian mensaje nuevo. Escribo no sé el qué. Ya lo leeré mañana, que será demasiado tarde. Ven y me rescatas, estoy nadando a contracorriente en mi proceso de superación.

Hay besos que dan de beber a un corazón sediento de amor. Es mi caso cuando hablo de ti. Nunca va a funcionar nuestra historia porque está llena de parches, pero, hoy, me abrazaría a cualquier palo en el que estuviera escrito tu nombre con tal de no abandonarte.
Te quiero. No de necesidad, ni de costumbre, ni de capricho. Te quiero como un marinero que visita miles de puertos, y en todos se acuerda de ti.

Fuera llueve. Dentro cala.

https://youtu.be/LSR1BNxdT8A

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario