Parchis
Opinión

Solo se me ocurre amarte

Img.Rosa Muriel
Img.Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

31-01-2020

Hoy es tu cumpleaños. Hoy hace años llegaste y pusiste mis rutinas, costumbres e ideas preconcebidas, patas arribas. Yo llevaba meses imaginándote, soñando contigo entre mis brazos, y preparándome para cuidarte de la mejor manera posible. Fui de las que disfrutó del embarazo leyendo un montón sobre qué era mejor para los niños, para los padres, y para la familia.

Te observo, muchas veces sin que tú te des cuenta, y siento una inmensa gratitud. Te digo todos los días, y repetidas veces, que te quiero hasta la luna y vuelta. Te abrazo, te como a besos, e intento transmitirte cada día lo increíble y única que eres. Pero hay una cosa que aún no te he dicho.

Cariño…

Parece que es a los hijos a quienes toca dar las gracias, o así es como muchas veces nos presentan las cosas en libros, revistas, películas, y demás. Pero yo, cada día que termina, desde que naciste, siento una enorme gratitud, que te debo a ti. Además de “te quiero hasta la luna y vuelta”, te tengo que decir “gracias hasta la luna y vuelta”.

Hiciste que mis rutinas y costumbres volaran por los aires, y que lo que antes era prioritario pasara a ser secundario. Los ajustes no fueron fáciles, y todo llevaba su tiempo y encaje, pero sin duda, mi mundo patas arriba, me hacia ser mucho más feliz que mi organizado mundo anterior. Gracias por poner mi mundo patas arriba.

Amanecía con sueño, mucho sueño, y casi siempre demasiado temprano. Pero, sobre todo, amanecía con palabras de cariño y una sonrisa.  Me despertaba y una muñequita esperando que lo primero que quería hacer al amanecer, era estar conmigo y jugar, bailar, disfrazarse o comer un kilo de galletas juntas, y eso, vale más que todo el sueño que acumulaba en el mundo. Gracias por despertarme cada mañana.

Desde el momento en que supe que estabas en camino, sabía que sentiría un amor infinito hacia ti toda la vida. Pero confieso que no era consciente de que cada día me sentiría tan agradecida a ti, y por tanto. La vida es como una caja de bombones… y tú eres lo mejor que me podía tocar.

Gracias. De todo corazón. Con toda honestidad y amor.
¡Feliz cumpleaños princesa!

https://youtu.be/yNK-rZoS_Yk

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario