Parchis
Actualidad Valencia

La borrasca ‘Gloria’ deja destrucción en la costa y una masa de nieve que hará subir el caudal de los ríos

Los daños en el paseo marítimo de El Perelló/Img. L.Albert

El temporal marítimo provoca un paisaje desolador con cuantiosas pérdidas en el litoral de la Comunidad

El agua ha llegado hasta la línea de casas en El Perellonet/Img. Ricardo Bayo/ informaValencia.com
El agua ha llegado hasta la línea de casas en El Perellonet/Img. Ricardo Bayo/ informaValencia.com

Jueves, 23 de enero de 2020

A.Casañ.- Con la campaña de vacaciones de Semana Santa a la vista, los ayuntamientos de Jávea y Dénia ya trabajan para cuantificar las numerosas pérdidas y estudian cómo remontar la situación tras la cantidad de desperfectos ocasionados por un temporal con una fuerza destructiva devastadora, con olas de más de 8 metros y rachas de viento de entre 100 y 120 kilómetros por hora.

‘Gloria’ deja un balance de cinco muertes, tres de ellas por hipotermia al dormir al raso: una mujer en Gandía, un indigente en Carcaixent y otro hombre en Moixent. Ayer se encontraron otros dos cadáveres: el de una anciana con poca movilidad sepultada tras derrumbarse su casa en Alcoy y un conductor cuyo coche apareció en un barranco inundado entre Benidorm y Callosa d’En Sarrià.

En la Comunidad Valenciana, los alcaldes afectados solicitarán la declaración de zona catastrófica casos de Valencia y Cullera, por los destrozos en las playas y paseos marítimos. El Ministerio de Agricultura certificó ayer que ‘Gloria’ se ha llevado por delante toneladas de cítricos, alcachofa, brócoli o coliflor por el viento y las tormentas de pedrisco.

Edificio derrumbado en Alcoy/Img. rtve
Edificio derrumbado en Alcoy/Img. rtve

El temible deshielo

Pero es que además en Aragón, casi 50 pueblos de Teruel siguen aislados por la nieve y 3.000 personas se quedaron sin luz en las comarcas del Bajo Aragón, donde otras 5.000 han recuperado el suministro gracias a equipos electrógenos provisionales. El gobierno aragonés activó ayer la alerta por deshielo con carácter preventivo. La Confederación Hidrográfica (CHE) no prevé grandes crecidas antes del domingo, según sus predicciones de ayer.

En La Ribera, la preocupación se centró en el caudal del Júcar, que finalmente comenzó a remitir sin causar nuevos estragos. También el Serpis preocupó en la Safor durante toda la jornada y se produjeron granizadas en Dénia y en Sueca, en pleno litoral o en sus proximidades. De igual forma, la crecida del río Clariano en Ontinyent mantuvo en alerta de nuevo a los vecinos del barrio de Canterería. La borrasca dejó en la capital de la Vall d’Albaida 276,4 litros por metro cuadrado en dos días. El lunes fue el día de enero de mayor precipitación acumulada en los 120 años que tiene registros la ciudad, con 140,2 litros.

El río Clarino volvió a niveles preocupantes en Ontinyent/Img. L.Albert
El río Clarino volvió a niveles preocupantes en Ontinyent/Img. L.Albert

Los registros del temporal son históricos. Con lluvias de 800 litros por metro cuadrado acumulados en cuatro días en la Vall de la Gallinera y con el 112 de Emergencias atendiendo más de 5.600 emergencias procedentes de toda la Comunidad. Con viviendas y comercios arrasados en primera y segunda línea de playa, mobiliario urbano, señales, muros y paseos devastados.

Ayer, el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, que aún está activo «el anterior real decreto del Gobierno de ayudas por situación excepcional de emergencia por fenómenos de protección civil y que cubre hasta el próximo 31 de marzo cualquiera de las situaciones que en este momento vienen dadas por el temporal». El Gobierno, dijo, «es consciente de que los daños han sido cuantiosos y estamos coordinando con diputaciones y ayuntamientos las primeras actuaciones para limpieza y haciendo una primera valoración de daños». Más tarde se afrontará «la reparación de paseos, playas y demás zonas afectadas».

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario