Parchis
Opinión

Limpia tu alma

Img Rosa Muriel
Img Rosa Muriel

Rosa Muriel / ASÍ ES LA VIDA

14-01-2020

Siempre me han gustado los finales abiertos en cine, televisión y literatura. Esos finales que suponen un estímulo para imaginar cómo continuará la historia, que permiten entender que esa historia no ha terminado del todo. Simplemente se ha escrito un capítulo más, cerrando una etapa para poder iniciar otra. Finales para comprender que un final es solo otro principio.

Nuestra vida está llena de ciclos, que comienzan y terminan. De manera que viviremos numerosos principios y finales. Algunos los viviremos en primera persona, serán etapas de nuestra propia vida; otros en cambio los viviremos a través de las historias de otras personas, sean éstas historias reales o no.

En primera persona viviremos nuestros amores y desamores, nuestros aprobados y suspensos en ciencias o matemáticas, las caídas al aprender a caminar o al ir en bicicleta, los amigos que haremos en el camino y algunos que perderemos… De otras personas de nuestro entorno aprenderemos a través del relato de sus propias experiencias y finalmente tendremos ocasión de aprender de los personajes de cine, televisión o literatura.

Mientras sigamos vivos… los hechos se sucederán. Sin descanso y sin permiso.

El devenir es una ley que se cumple de un modo constante. A ciertas circunstancias le siguen otras. Cualquier acto tiene su consecuencia. No hay forma de esquivar esa ley implacable de la vida. Y todos la cumplimos y la aplicamos en nuestro recorrido personal, nos guste o no.

Limpia el trayecto, quita los obstáculos, y anímate a oler en el aire los aromas nuevos… de cosas y personas que ni imaginabas que te podrías cruzar. Aprende de ellas. Y sigue… siempre sigue… eligiendo lo mejor posible el nuevo rumbo… tu nueva oportunidad… aunque el cansancio agobie y las lágrimas aún se prendan del pasado… todo, incluso eso… se soltará… y te liberará… hay etapas forzadas que deberás transitar, para llegar a otras.

“Nada dura: ni la noche estrellada, ni las desgracias, ni la riqueza; todo esto de pronto un día ha huido.” Sófocles

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario