Parchis
CINE

‘El faro’ y ‘La suite nupcial’

La suite nupcial nos muestra a un abuelo en plan aventurero en el terreno amoroso./Img. SenSacine
La suite nupcial nos muestra a un abuelo en plan aventurero en el terreno amoroso./Img. SenSacine

Francisco Mares / PROGRAMA DOBLE

Un programa doble entre los estrenos de este fin de semana en el campo de la ficción, conformado por una película foránea y otra española podría ser el compuesto por ‘El faro’ de Robert Eggers y ‘La suite nupcial’ de Carlos Iglesias.

El faro es la segunda película del joven director canadiense que ya sorprendió con La bruja. El estreno de Eggers viene avalado por muy buenas críticas desde su presentación en el festival de cine de San Sebastián. El film se promociona con unas imágenes que recuerdan la atmósfera asfixiante y oprimente del Nosferatu de Murnau.

La idea de Eggers de realizar una nueva versión de este clásico no parece haberse abandonado tanto como se dice a la luz del homenaje al cine de los inicios que se vislumbra en El faro. Es otra de las película contemporáneas en blanco y negro como La lista de Schindler, El hombre que nunca estuvo allí, Buenas noches y buena suerte, La cinta blanca, The artist o Blancanieves.

El otro estreno es la cuarta película como director de uno de los cineastas españoles que debutó con una de las mejores películas del cine español contemporáneo: Un franco 14 pesetas de Carlos Iglesias. Carlos Iglesias fue encasillado como el chapuzas de Benito en la serie «Manos a la obra», pero en su citada primera película demostró que podía ser un crack como lo fue a nivel actoral Alfredo Landa, quien también fue encasillado primeramente como una especie de chapucero en el terreno donjuanesco.

Curiosamente, La suite nupcial nos muestra a un abuelo en plan aventurero en el terreno amoroso. Iglesias sigue la idea de emprender proyectos vitales con cierta edad que solamente como actor protagonizó en la anterior película del debutante Santiago Requejo. Abuelos seguía la estela de Los lunes al sol, en una idea con destellos menos reconocidos. Lo que no se ha reconocido como se debiera es que el primer largo de Iglesias es, junto con Noviembre de Achero Mañas, Camino de Javier Fesser, Atún y chocolate de Pablo Carbonell y El día de la bestia del también primer Alex de la Iglesia, una de las películas con calidad más crítica del cine español más contemporáneo.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario