Actualidad Valencia

El cardenal Cañizares invita a orar por España «en esta situación crítica de verdadera emergencia»

El Papa Francisco y el Cardenal Cañizares se funden en un fraternal abrazo/Img. Archidiócesis de Valencia
El Papa Francisco y el Cardenal Cañizares se funden en un fraternal abrazo/Img. Archidiócesis de Valencia

En su carta semanal a toda la diócesis de Valencia, el arzobispo insiste en la oración como única salda para todos los cristianos «en esta hora crucial para el país»

Domingo, 05 de enero de 2020

Antonio Casañ.- De la honda preocupación que embarga este fin de semana a la mayoría de los españoles por el proceso de investidura que se lleva a cabo en el Congreso de los Diputados y que puede derivar en un Gobierno de extremistas cuyo único objetivo es destruir la convivencia entre los ciudadanos para desmontar las instituciones del Estado de Derecho de la Constitución del 78, el Cardenal Arzobispo de Valencia Antonio Cañizares se hace eco en su Carta semanal de la Diócesis.

Cañizares comienza su misiva llamando a la oración como único recurso ante la deriva de los acontecimientos que vivimos. «Nos encontramos en España con una situación crítica, de verdadera emergencia de cara a su futuro. Muchísimo va a depender de lo que suceda estos días. Lo que digo no es ni retórica ni dramatismo estéril. Es así y no hay que darle vuelta, hora crucial y de emergencia».

«Es providencial que Dios haya querido que celebremos el Sínodo diocesano en Valencia para hacer, que Dios haga, de esta diócesis una diócesis evangelizada y evangelizadora. Haríamos muy bien todos los cristianos valencianos ahondar, reavivar y fortalecer el conocimiento de Dios, Dios de misericordia, revelado en el rostro humano de Jesucristo, Hijo de Dios vivo. Harían muy bien los catequistas y profesores de Religión en adentrarse en este conocimiento vivo y profundizado, meditado, interiorizado, para avivar su experiencia de Dios y comunicarla en la catequesis o en la enseñanza religiosa», resalta el Cardenal.

«En medio del silencio de Dios que lacera nuestro mundo y nuestra cultura, mi ministerio en Valencia deseo y así lo pido- que consista principalmente en hacer resonar públicamente, a tiempo y a destiempo y con todos los medios a mi alcance, la palabra sobre Dios, hablar de Dios, como el sólo y único necesario, y pedir que volvamos a Él, exhortar a que centremos toda nuestra vida en Él, porque en Él está la dicha y la salvación que anhelamos», recuerda Cañizares.

«Si perdemos el gusto por Dios, si la misma palabra «Dios» significa poco para algunos, si la pregunta «¿dónde está tu Dios?», que nos dirige una cultura despojada de la fe y unos acontecimientos que nos llenan de incertidumbre, llega a inquietarnos demasiado ¿no será porque hablamos poco con Dios? ¿Buscas «pruebas» de Dios? Reza con perseverancia».

«Pocas veces mejor que pensar en la oración, como al comienzo de un año nuevo, y en estos precisos apremiantes momentos en que se nos abren tantas expectativas, se agolpan tantas necesidades, se ponen ante nosotros tantas inquietudes, sufrimientos, gozos y esperanzas, y nos vemos como impulsados a levantar nuestros ojos a Dios en súplica esperanzada. Es la invitación más importante que os puedo hacer, el mensaje más esencial, máxime en estos tiempos de secularización y de eclipse de Dios.»

«Pido encarecidamente y me pongo de rodillas ante todos, que a partir de hoy, y en los días sucesivos mientras no se aclare el futuro incierto que vivimos ahora en España, que en todas las Iglesias se ore por España, que se eleven oraciones especiales por España, que en todas las Misas se ore por España, en los conventos de vida contemplativa se ore intensamente por España. La situación urge y apremia. Pero para Dios nada hay imposible. Oremos con confianza a Dios. Oremos también en los hogares. Oremos con fe profunda y sencilla el Padre Nuestro donde se contiene todo lo que en estos momentos necesitamos», insiste el Arzobispo de Valencia.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario