Parchis
Opinión

El timo de Papá Noel

Img. A G-T P facebook
Img. A G-T P facebook

Antonio Gil-Terrón Puchades

26-12-2019

EL AUTÉNTICO SANTA CLAUS

San Nicolás que es la figura histórica sobre la que se construye la tradición de “Santa Claus & Papá Noel” existente en los países del centro y norte de Europa, no salió nunca de Oriente Medio, jamás pisó las frías tierras del Norte, ni vio un reno en su vida, ni vestía un pijama rojo, ni bebía refrescos de cola; y además era de complexión delgada, nariz aguileña, y de piel oscura, o sea, la antítesis del nórdico, orondo, rechoncho, y “ario” Santa Claus que se inventan en los países de tradición Luterana. De hecho, si el auténtico San Nicolás (Santa Claus) hubiese vivido en la época nazi, posiblemente – debido a su aspecto cetrino – hubiese acabado sus días en las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau.

UN INVENTO ANTIESPAÑOL Y ANTICRISTIANO

De la invención de Papá Noel se encargaron, antaño, aquellos países que veían en la católica España el modelo a maldecir; bien por ser estos países de tradición protestante, o bien – como en el caso de Francia y su “Père Noël” – por simple chauvinismo. Para ello no dudaron en deformar la figura del buen San Nicolás, utilizando – para tal cometido – elementos de las antiguas religiones paganas. La guinda a este desafortunado pastel, se pondría posteriormente en EEUU, al disfrazar de payaso con un pijama rojo a lo poco que ya quedaba del original San Nicolás. El protestantismo americano, el marketing, los grandes almacenes comerciales de la Quinta Avenida de Nueva York, y la Caca-Cola se encargarían de inmortalizar el engendro.

EL PAPÁ NOEL RACISTA QUE SOLO TRAÍA JUGUETES A LOS NIÑOS BLANCOS

Fue el pastor protestante neoyorkino Clement C. Moore, quien en 1823 describía por primera vez a un Papá Noel robusto, panzudo, y con cara de viejo verde borrachín, que vestido de rojo de los pies a la cabeza, silbaba jovialmente mientras atravesaba las nubes con su trineo tirado por renos voladores. Moore era hijo del reverendo protestante Benjamin Moore. Como curiosidad decir que Clement C. Moore fue padre de nueve hijos; era un orgulloso propietario de esclavos, y fue un destacado opositor a la abolición de la esclavitud. Obviamente el Papá Noel – de Moore – sólo traía regalos a los niños blancos.

EL ORIGEN DEL PIJAMA ROJO DE PAPÁ NOEL

Quien realmente popularizó la imagen de Papá Noel fue el emigrante de origen alemán, Thomas Nast. En 1863 se le ocurrió la idea de crear un personaje especial para sus historietas navideñas en el Harper’s Weekly. El éxito fue arrollador y una nueva imagen de Papá Noel, vestido con un pijama rojo, gorro y botas altas, saltó a todas las revistas infantiles y periódicos de su tiempo. Nast debió basarse en la mitología de la cultura druídica celta, porque la imagen de su Papá Noel poco – o nada – tenía que ver con el cristianismo.

Al final, quien domina el poder económico acaba imponiendo su cultura. La Caca-cola, la comida basura de los McRata y otros King´s, los cursis anuncios de “fragancias” (vulgo colonias) en inglés y, cómo no, un Papa Noel -con cara de viejo verde borrachín- hasta en la sopa, arrinconando con su panza cervecera a los humildes y entrañables Melchor, Gaspar, y Baltasar…

____________________________

CARTA A SANTA CLAUS UN 26 DE DICIEMBRE:

https://www.youtube.com/watch?v=siieMZkA84A

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario