Parchis
Salud

¿Necesitas una endodoncia? ¡Descúbrelo!

Endodoncias infectadas
Endodoncias infectadas

Tratamiento utilizado para reparar y salvar un diente que está muy deteriorado o infectado

Martes, 17 de diciembre de 2019

M.Cañardo.- Hay ocasiones en las que nos entran dudas sobre si necesitamos realizarnos un tratamiento bucal o no. Hoy ha llegado el día en el que por fin descubras si necesitas una endodoncia. Pero antes, vamos a informarnos un poco sobre este tratamiento y sus posibles consecuencias.

¿Qué es la endodoncia?

Es un tratamiento utilizado para reparar y salvar un diente que está muy deteriorado o infectado.

La terapia de conducto se realiza cuando la pulpa que está compuesta de nervios y vasos sanguíneos en el diente se infecta o se daña. Durante este tratamiento, se extrae la pulpa y se limpia y sella el interior del diente.

Las personas les temen a los tratamientos como por ejemplo a las endodoncias infectadas, porque asumen que son dolorosos. Sin embargo, la mayoría de las personas informan que el procedimiento en sí no es más doloroso que la colocación de un empaste. La incomodidad experimentada en el período previo a la búsqueda de atención dental si es realmente dolorosa, no el procedimiento en sí.

¿Qué es la pulpa dental?

La pulpa o cámara pulpar es el área blanda dentro del centro del diente la cual contiene el nervio, los vasos sanguíneos y el tejido conectivo

El nervio de un diente no es de vital importancia para la salud y el funcionamiento de este. Su única función es sensorial: proporcionar la sensación de calor o frío. La presencia o ausencia de un nervio no afectará el funcionamiento diario del diente. Sin embargo, después del tratamiento de este, es menos viable y más susceptible a la fractura.

¿Por qué es necesario eliminar la pulpa?

Cuando la pulpa está dañada, se descompone y las bacterias comienzan a multiplicarse dentro de la cámara pulpar. Las bacterias y otros restos de la pulpa moribunda pueden causar una infección o un absceso dental (bolsa llena de pus que se forma al final de la raíz de un diente). Además de un absceso, una infección en el conducto radicular de un diente puede causar:

  • Pérdida ósea alrededor de la punta de la raíz.
  • Problemas de drenaje que se extienden desde la raíz. 
  • Hinchazón que se puede diseminar a otras áreas de la cara, el cuello o la cabeza.

¿Cuáles son las señales de que se necesita una terapia de conducto radicular?

Los signos que advierten de que necesitas una endodoncia son los siguientes:

  • Dolor de muelas intenso al masticar o al aplicar presión.
  • Sensibilidad prolongada a temperaturas calientes o frías.
  • Decoloración del diente.
  • Hinchazón y sensibilidad en las encías cercanas.
  • Un grano persistente o recurrente en las encías.

Algunas veces no se presentan síntomas, por lo que si sospechas, te recomendamos acudir a un especialista para que sea él quien te oriente mejor en el tema.

¿Qué se debe esperar después de una endodoncia?

La terapia de conducto debe aliviar el dolor que se siente. Hasta que el tratamiento esté completamente terminado, es decir, el empaste permanente esté en su lugar y una corona, si es necesario, esté en su lugar, es aconsejable minimizar la masticación del diente que se está reparando. Este paso ayudará a evitar la recontaminación del interior del diente y también puede evitar que un diente frágil se rompa antes de que el diente pueda ser completamente restaurado.

Durante los primeros días después de la finalización del tratamiento, el diente puede sentirse sensible debido a la inflamación natural del tejido, especialmente si había dolor o infección antes del procedimiento. Esta sensibilidad o malestar generalmente se puede controlar con analgésicos como, por ejemplo, ibuprofeno o naproxeno. La mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades normales al día siguiente.

En cuanto al cuidado de la salud bucal, cepíllate los dientes y usa hilo dental como lo harías regularmente, y acude a tu dentista con más frecuencia. 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario